A week’s thougts – Outline

  1. La persona que añoro no se fijara en mi por mi físico, la cualidad que me destacara de para ese individuo no es distinguible para el ojo común.                                              1.1 Might as well strive to look good for none other than me.
  2. Asumiendo que la primera conclusión es cierta, cuando salga a lugares o eventos cuya principal actividad es la apreciación física de los demás, puedo sentirme liberada del requisito de tratar de agradar el ojo ajeno.                                                       2.2 Si no voy a esto, a que voy? A pasar un rato agradable con mis seres queridos que se supone me acompañen en dichos momentos.                                                             2.2.1 Que pasa si yo quiero pasar un rato agradable con ellos, pero el sentimiento no es reciproco? Si ellos no quieren estar conmigo, y por alguna u otra razon van con otras intenciones, quedando yo rezagada a un (con suerte) 3er o 4to lugar… que hago? La respuesta es: STAY HOME. Better to feel like I belong, even if I’m by myself, than feeling lonely and neglected in a room full of people who claim to like (love) me.
  3. THIS IS THE WAY, THESE ARE MY CONCLUSIONS, PLEASE ACT ACCORDINGLY.
Advertisements

Lessons Learned

Por primera vez desde que puedo recordar, puedo afirmar honestamente que me quiero como soy. Esta declaración ha estado en mi vida desde siempre, por mucho tiempo fue mi meta y por otro tanto creí que era cierta; pero como es usual, estaba equivocada. Resulta que nadie me conoce como yo, y ni yo me conozco.

Mi vida hasta ahora ha sido un eterno recorrido en busca de mi autoaceptacion, y aunque resulte difícil admitirlo, de la aceptacion de los demás también. Cuando quise aceptarme y creí haberlo logrado, solo me esforce en apreciar una parte de mi, la parte “buena”, la parte que me ayudaba a alcanzar mis metas y ser feliz, la parte que según yo me acercaba a la autorrealizacion. Y lo logre. El orgullo que sentía por ser como soy me abrumaba, y sobre esa base erigí altos monumentos que solo podrían ser derrumbados desde sus cimientos. Se que esto suena atractivo, suena mas que suficiente y es mas de lo que muchos tienen, lo se porque por mucho tiempo vive con esa certeza y estuve contenta.

Sin embargo, aun restaba mucho mas camino por recorrer. Habia dado unos cuantos pasos en el camino indicado, de eso no me cabe duda, pero la tarea que tenia que enfrentar a continuación era mucho mas compleja, y lo peor es que no estaba consciente de ella. Casi por accidente me di cuenta que quererme a mi misma implica quererme en todos los ámbitos y circunstancias, no solo los buenos. Entendí que mis defectos son los que hacen mis virtudes, que no podría tener los unos sin los otros, y que eso los hace valiosos y tan merecedores de mi orgullo como cualquier otra cualidad.

Aprendí a sentirme bien conmigo misma por dentro y por fuera, y créeme cuando te digo que eso no tiene precio. Desde que vivo de acuerdo a mis propios estándares, lo que los demás opinan me resbala como margarina derretida. Siempre he escuchado de los demás que solo debería cambiar algo de mi si yo lo quiero así, al mismo tiempo que esas mismas personas me instaban a cambiar de acuerdo a sus preferencias. La incoherencia de las sugerencias provocaron que yo no creyera posible cambiar solo para mi, dado que no tenia un concepto individual de lo que quería, resultaba hartamente difícil formar uno cuando cada vez que lo intentaba mis concepciones se veían corrompidas por las ajenas. Era imposible discernir las unas de las otras. Hasta que no lo fue. Gracias a muchos cambios, y con ellos muchas desilusiones, sin proponermelo entendí que ese concepto propio de “whatever works for me” no es hipotético, sino practico. Una vez lleve mis pensamientos a la practica, pude distinguir entre lo que me pertenecía y lo que no.

Y de esa manera llego a mi la impactante realidad: apenas estoy empezando. Tengo un sinnúmero de cualidades que por la razón que sea, juzgo despectivamente;  estas son parte de mi y forman parte de mi cotidianidad, por lo que en otras palabras, me menosprecio a mi misma. Esto, de acuerdo con mis principios, es un crimen, una aberración, un pecado capital. Pero no sentiré vergüenza, pues como veras, incluso eso es parte de mi, y de ahora en adelante me esforzare por apreciarlo y valorarlo, hasta que inevitablemente cambie, y entonces querré a la cualidad que lo sustituya.

 

Did you know that you stole the only thing I needed?

There was a time when you used to see right through me, you saw through everything I wasn’t and into everything I was afraid to be. That’s how you became my refuge, my safe place, my hope. When I asked myself how could I survive what I was going through, I thought of you and found strenght to keep going, and when I asked myself if there were people in the world worth looking for, I thought of you and it let me hope that maybe someday I wouldn’t be so lonely.

Now things have changed. You don’t see through me anymore, in fact, you don’t even see me. You’ve become exactly what I dreaded the most. You no longer have all the answers because you can’t seem to ask the right questions. Now you’re just as polite as the next guy and you may fulfill society’s standars perfectly but you are nowhere close to fulfilling mine, and you don’t even care. Because I’m not a priority anymore.

Thank God I don’t need you anymore.

Thank God I don’t need a refuge anymore.

Thank God now I can be my own refuge.

Thank God I know now that the only person worth looking for is myself.

Asi fue.

Amen to thatDurante la semana santa me pasó algo digno de compartir, pero en el momento estaba tan afligida que no logre si quiera convencerme a mí misma, y cuando el momento había pasado pensé que se me hubiese hecho muy difícil el poner en palabras el sentimiento que me abordo.  No hacía mucho rato que estos pensamientos pasaron por mi mente, cuando, mientras navegaba las redes, me encontré una frase que según mi perspectiva resume eso que se me dificultaba describir. Me pareció una coincidencia increíble, lo que me hace preguntarme si en realidad estoy viendo conexiones donde no las hay, si tal vez es mi manera subconsciente de expresar eso que había quedado reprimido. De modo que he decidido narrar dichos sucesos de todas maneras.

En mi familia mantenemos muchas tradiciones, entre las cuales está la de que en Semana Santa entre todos alquilamos una finca y hacemos una compra que nos dure 4 días, para pasarnos esos días en comunidad. Las 4 hermanas y sus hijos y allegados, individuos de diferentes ecosistemas se incorporan, formando uno solo. Es increíble como tengo un sinnúmero de años seguidos siendo parte de esta tradición sin haber notado lo afortunada que soy por ello.

El ver a todos mis primos, tan diferentes los unos de los otros, pero de alguna manera tan similares, desinhibiéndose hacia mí y hacia los demás; ver esa confianza ciega y esa camaradería desinteresada me conmovió como nunca antes, pues me di cuenta que en la vida he presenciado pocas cosas más puras que esas.

Lamentablemente, no me dio tiempo ni de alegrarme, dado que mi tren de pensamiento fue hacia donde siempre va: esto no es por siempre. Inevitablemente el tiempo pasa llevándose consigo esos momentos, dejando atrás nada más que recuerdos reconstruidos por la naturaleza de nuestra memoria, y esto si somos afortunados. Este conocimiento me rompió como la primera vez. De manera que por un corto tiempo dejé de vivir el momento, en cambio lo percibía a través del lente empañado de la espectadora que trata en vano de detener el reloj.

Pronto pude distraerme como lo hago siempre; tomando un rol activo en la historia en vez de apreciándola desde fuera, pero sabiendo que la maravilla de la que formaba parte era tanto efímera como discontinua.

Y así mismo fue.

Heaven is in you

Notese que el título del post se debe a una canción que estoy escuchando, probablemente se relacione poco con el contenido del mismo.

Ayer mi sobrina cumplió 1 año, por lo que hoy le tienen una sesión de fotos a la que acordé ir. En ese momento estaba feliz. Me sentía bien conmigo misma. 

No sé exactamente qué cambió desde entonces, ningún cambio físico, that’s for sure. El punto es que me siento fea, afuera y adentro. Me siento fea y triste y la tarea de interactuar con íntimos extraños se torna aún más díficil que lo usual. Tampoco quiero ser retratada de esta manera. Me siento mal por decepcionar a mi hermano también.

Ayer le dije a mami que no quería tirarme fotos porque estaba fea, y ella me dijo que así es como soy ahora. Y tal vez es cierto, hasta cierto punto; el problema es que no me acostumbro. Nunca lo haré. Y si soy así por siempre, pues estaré en el perpetuo limbo de un stand by que me limita y me restringe. 

Random

Me gustan los doramas porque son como libros, tienen la capacidad de contar la historia de una manera tan bella. Se siente tan cerca. 

Estoy leyendo ‘Aristotle and Dante discover the secrets of the universe’ y es muy bueno, pero no me gusta mucho porque no ne hace sentir bien. Me entristece, el personaje de Dante me gusta mucho pero el de Ari es un misterio que me esfuerzo por descifrar, tal vez con esa intención fue creado. Me encuentro preguntandome que pasaba por la mente de mi amiga K cuando leyó el libro.

Dicen que el arte dice más sobre quien lo percibe que sobre el autor. 

El OST del último dorama que vi, Goblin, me encanta.Lo escucho cuando sé que me estoy quedando dormida y cuando leo. También en la ducha y en momentos de reflexión, a pesar de no entender nada. 

Quiero aprender coreano.

Perspectiva en torno a nuestra cultura de humillación, desigualdad y falta de empatía

Las novatadas y ritos de iniciación marcan por siempre las vidas de sus víctimas. Estos eventos son comunes en ambientes deportivos y universitarios, y pasan completamente inadvertidos por todos los que no se ven involucrados en ellos, incluyendo a las autoridades, ya que los novatos no hablan del sufrimiento ocasionado por los veteranos.

Esta es una demostración del increíble poder que tienen los hechos sociales, como lo son los hábitos y costumbres. Está tan arraigada a la comunidad deportiva esta cultura de humillación y desigualdad, que quien recién se integra a estos ambientes, independientemente de su forma de pensar o su integridad, se somete a la voluntad de los veteranos. Ellos, para sentirse superiores, o tal vez incluso para vengarse de cuando ellos jugaron el papel de víctimas, agreden ya sea física, sexual o psicológicamente a los nuevos miembros del equipo o institución y estos lo aceptan como lo correcto, adecuado y normal.

El hecho es que sin importar que tan establecido este algo, y asea una tradición, una opinión, una ley o un conocimiento, siempre se debe dudar de las cosas y no se debe dar nada por hecho si no se tiene una justificación que satisfaga dicha duda. Así es como la sociedad (en general) ha podido avanzar, y solo así podrá seguir progresando. La fe y el no cuestionar las cosas produce un estancamiento, y creo ser esta la causa de muchos de nuestros problemas.

Este paradigma de desigualdad social y menosprecio en el que vivimos se debe a que el ser humano no aprovecha una de sus más valiosas y únicas cualidades. Esta característica humana es digna de alabanza y enaltecimiento, pue no conozco otra especie que sea capaz de mostrarla y si la tuviésemos más en cuenta, podríamos producir un cambio positivo totalmente revolucionario en el mundo; este rasgo que describo lleva por nombre empatía.

Antes de actuar siempre deberíamos hacernos las siguientes preguntas: ¿Cómo se sentirán los demás después que lo haga?  Y ¿Cómo me sentiría yo en su lugar? Además de tratar de guiarnos por el cliché de no hacer a los demás lo que no quisiera que me hagan, y más importante, no hacer a los demás lo que ellos no quieren que le hagan.

 

Placeres de la vida

Que curiosa es la procedencia de los placeres de la vida, los momentos alegres, metas alcanzadas, suenos cumplidos… Cada quien encuentra placer en lugares diferentes a donde lo encuentran los demas, y eso es entendible. Para mi, los placeres de la vida son como piedras preciosas, raras y dificil de encontrar. Puedo senalar varios momentos memorables que me marcaron por siempre, debido al abrumante sentimiento que despertaron en mi; ese sentimiento es lo que ando buscando de manera perpetua, mi vida podria facilmente resumirse en su busqueda.

Lamentablemente, ese sentimiento del que hablo, que no me atrevo a encerrar tras las rejas de un nombre o etiqueta, parece tener voluntad propia. A pesar de poder estimar donde podre encontrar su detonante, no siempre estoy acertada y obtengo en cambio las secuelas de una terrible desilusion.

Luego de esta breve explicacion, tal vez se les haga mas facil entender el porque de mi frustracion al encontrarme  frente a mi mayor anhelo y no poder tocarlo por la insensatez ajena, por razones que escapan mi control, por ideas que no comparto y peor aun, ni entiendo. En momentos como este los demas se preguntan como puedo hacer un asunto tan grande de algo tan insignificante, porque no entienden que la corta duracion de la vida humana me persigue y que el actuar de manera futil tanto me cuesta como me atormenta.

Como no aprovechar cada oportunidad? Como negarme uno de esos escasos placeres de la vida? me parece totalmente inconcebible y va en contra de mi escencia misma (tomando en cuenta que hacer directamente dano a alguien mas jamas representaria un placer pra mi).

A day like today

Que dificil es estar viva un dia como hoy. Hoy es un dia como cualquier otro, no es uno de mis dias dorados y ni uno de mis peores dias, es solo uno de esos dias que se desvanecen entre las subidas y bajadas de este lio colosal que llamo vida.

Hoy no tengo una persona. Aquellos quienes una vez parecian poder co protagoniar este drama hoy forman parte de otras historias; no me falta amor, comprension, amistad, se que no carezco de esos importantes fenomenos porque los percibo en cada momento, pero tambien se que no estoy completa. Something is missing. No se que especificamente, pero algo falta y me encuentro a cada momento en busqueda y persecusion de ese ente desconocido, lo que me desespera constantemente y sobre todo me decepciona.

Un dia como hoy el cuerpo por el que tanto luche y me sacrifique ha desaparecido. Yo lo hice desaparecer. Ahora no se que veo cuando me miro al espejo, trata de que no me moleste pero aunque no lo admita, no puede evitar compararme conmigo misma; lo que solia ser mi cuerpo no me pertenecia, le pertenecia a una yo que todavia no se como juzgar pero que definitivamente no soy yo hoy.

Trato de embarcarme en un viaje de auto-aceptacion y para esto me deshice de todo aquello que resulta artificial, solo para darme cuenta de que a veces quien eres naturalmente no es quien te corresponde en esencia, y tal vez eso esta bien. Tal vez en algunas ocasiones si hay que forzar. Tambien es posible que me haya acostumbrado tanto a vivir diferente, que me haya convertido en eso detras de lo que me escondia; en ese caso, no estoy segura si esta bien o esta mal, pero es lo que es y creo fielmente que uno tiene que hacer lo necesario para sentirse feliz, conforme, en paz.

Dicen que siempre hay que tratar de salir de la zona de comfort, experimentar cosas nuevas para sentir la emocion de la vida, pero al contrario de esto ultimamente he estado encontrado esa emocion en la nostalgia de quien solia ser, no me da miedo decir que me arrepiento y quiero volver atras, porque aunque parezca embarazoso es lo que siento y verdades como esa no deben ser escondidas. Todo lo que fue y fui me sabe a amor. Quiero volver a esas viejas costumbres pero no creo saber el camino hacia ella, y  tengo miedo de perderme.

Sin embargo, tenia razon Ortega y Gasset al decir “Yo soy yo y mis circunstancias, si no las salvo a ellas, no me salvo yo”. Mi circunstancia gris, mi hoy, quiero salvarte, pero querer no es poder. Algo que considero cierto es que I’ll get through this, esa verdad en lo que a mi concierte es invariable y atemporal; eso es lo que me anima a seguir adelante. Aunque, seamos honestos, es imposible devolverse.

Por una sociedad inclusiva

¿Por qué me apasiona la psicologia?

Existen ciertos grupos de la población que, por ser minoría, la sociedad a veces sin darse cuenta excluye. Es el caso de todo aquel que no pertenece a la generalidad, todo el que no es relativamente igual al conjunto; coexistimos en una comunidad que no le deja espacio a la diversidad, se busca que todos pensemos igual y aunque ciertamente sería mucho más fácil, hay que admitir que este no es el caso y trabajar en base a esta premisa. Los humanos hemos acomodado el mundo de manera que todos los inventos y avances favorecen maravillosamente a la mayor parte de la sociedad, y a los que por x o y razón no caben dentro de este espectro se les dificulta la existencia tanto práctica como socialmente, una cultura pre-juiciosa y arbitraria.

Este es el caso de los discapacitados, sordos, mudos, rehabilitados de drogodependencia o alcoholismo, personas anoréxicas, bulímicas, autistas, con síndrome de Down, disléxicas, homosexuales, lesbianas, ateos… entre muchos otros; estas minorías son en muchas partes del mundo, incluyendo nuestro país, inadaptados e incomprendidos. Son muchas las privaciones de las cuales estos son víctimas por no tener las condiciones, y no se hace nada para mejorarlo porque se busca  principalmente el bien de la generalidad, a los demás se les ve como excepciones, personas “dañadas” que si no se pueden “arreglar” deben vivir con su mala suerte.

Esta forma de pensar es verdaderamente penosa, deberían detenerse a pensar que a esas “excepciones” que tachan de anormales, inferiores, minusválidos, caben dentro de estas etiquetas solo porque son estas las que ellos les dan. Ya que si ellos fuesen la mayoría entonces no fuesen defectuosos, no fuesen enfermos… si los que hoy somos mayoría, fuésemos menos que otro grupo, entonces los inválidos seriamos nosotros.

Es mi más grande sueño hacer algo al respecto, hacerle ver al mundo que por insignificante o inútil que alguien se pueda ver, no es menos que los demás y por lo tanto merecen lo mismo, merece la misma calidad de vida de acuerdo a sus circunstancias.

A través de la psicología quiero ser capaz de validar a los que necesiten validación, entender a los incomprendidos, hacerles ver a los suicidas que tienen un lugar en el mundo y que son importantes, y sobretodo hacerte entender a ti,  a ti que te han hecho dudar hasta de tu propia esencia, que eres importante, eres valioso si así lo decides; así como eres, eres un tesoro, y solo tú tienes derecho a influir en quien quieres y vas a ser.