Antropologia Social

Priscilla Mejía Hernández 

Antropología / Prof. José Guerrero

Informe Final

Producto neto

En el planeta Tierra, los humanos somos un animal más, y en el amplio espectro del universo y sus misterios somos menos que una peca. Incluso nuestro conocimiento acerca del universo se ve limitado por su precaria capacidad ante la inmensidad del universo.

José Guerrero me hizo percatarme de la inmensidad del universo y la insignificancia del ser humano, de que el único sentido que le puedo encontrar a la vida es que no tiene sentido. Todo esto estaba dentro de mí, él no me lo enseñó, pero a través de su discurso pude alcanzarlo y ahora no puedo omitirlo.

Me encuentro la mayor parte del tiempo tratando de distraerme de la cruda realidad que me hostiga y he llegado a pensar que necesito ayuda, pero qué difícil será encontrar a alguien que comprenda y sepa apaciguar todo lo que bulle dentro de mí. Hasta cierto punto quisiera ser como antes, volver a creer que la vida y el mundo tienen un propósito y por eso hay equilibrio. Pero la verdad es que Sam Harris no se equivocaba al decir que no hay más justicia que la hace uno mismo, dado que la justicia no existe por sí sola. Este es una de las tantas construcciones del Hombre y solo él puede obtenerla de acuerdo a sus propias concepciones.

En mi esquema mental, de un lado se encuentran las personas que me rodean usualmente, mi familia y amigos, mis profesores; y del otro lado se encuentran personas como José Guerrero. Los integrantes de cada lado les tienen pena a los miembros del otro respectivamente y yo estoy en el medio, pues no encajo en ninguno de los dos grupos. Y en vez de mirar con pena a uno a otro grupo, los envidio a ambos. Pues ellos tienen una certeza a la cual aferrarse, incluso si su certeza es la incertidumbre, mientras que ya yo ni eso tengo.

Mi tren de pensamiento va desde las trivialidades del día a día, proyecciones al futuro de mi vida personal y mis relaciones con los demás, a la inmensidad del universo y el sinsentido de la vida sin encontrar si quiera un atisbo de paz y sintiendo un terror paralizante. Es como ir descendiendo en espiral por un agujero que no parece tener fin, solo inicio.

El final del inicio

El profesor Guerrero recientemente nos ha proporcionado un instrumento muy práctico al momento de buscar conocimientos, razón por la que él lo llama “la varita mágica”; ya que, como si fuera por arte de magia, haciendo uso de dicha herramienta podremos convertir palabras en conceptos de manera rápida, eficaz y sencilla. Esta “varita mágica” es la Etimología.

La palabra etimología es un cultismo que viene del latin “etymologĭa” (y este viene del griego ἐτυμολογία), formada por étymos que significa verdadero, y logos que quiere decir palabra, expresión o tratado. Por lo que etimológicamente la palabra quiere decir “cualidad de la verdadera palabra”. De acuerdo con la Real Academia, Etimología quiere decir “Origen de las palabras, su significación, razón de su existencia y su forma”. De manera que, si buscamos la etimología de una palabra, esto puede ayudarnos no solo a entender su significado y origen, sino también a su evolución en el tiempo, el contexto donde se empleaba. En el aula, el profesor decidió aplicar la mencionada “varita” a la palabra “Dios”.

Dios es una palabra que como todos las demás representa un concepto inventado por el Hombre y aceptado y empleado por la sociedad. De acuerdo con su etimología significa “día”, pero la sociedad que me rodea no le da este significado al emplearla en su cotidianidad; a pesar de saber esto, no me atrevo a afirmar que están equivocados. Tal vez, solo tal vez, están usando la palabra de manera incorrecta; pero, ¿quién soy yo para decidir cuál es el uso adecuado? Si una persona menciona a Dios refiriéndose a un ser todo poderoso y el receptor de dicho mensaje lo interpreta como tal, diría que la comunicación fue satisfactoria y, ¿Qué más se puede pedir?

Las palabras son instrumentos que se han vuelto casi indispensables al momento de comunicarnos, sin embargo, me parece absurdo el darles tanta importancia a dichos elementos. La palabra Dios, por ejemplo, ¿quién sabe cuál es su verdadero significado?, pues a pesar de que tiempo atrás la sociedad estaba de acuerdo en llamar el “día” con dicho nombre, ahora la mayoría al escuchar la palabra le da una interpretación diferente. Se ha vuelto algo personal. Al igual que el amor o el odio, me atrevo a agregar, son conceptos abstractos que intentamos encerrar en cajas concretas. Y aunque cada uno tenga un significado propio de dichos fenómenos, de alguna manera seguimos siendo capaces de entendernos. Queda claro que el ser humano está en constante cambio, cambiamos para adaptarnos a nuestras circunstancias y de la misma manera nuestra tecnología también se adapta a nosotros.

Dios para mi es una respuesta fácil para una pregunta difícil, un escape, una curita, una posibilidad, una esperanza; todo al mismo tiempo. Cuando la gente no se sabe la respuesta a una interrogante de importancia trascendental, la respuesta suele ser dios; tienen la palabra en la punta de la lengua para brindarles consuelo; se dirigen a él cuándo no tienen con quien hablar o cuando o no le ven una solución razonablemente posible a algún problema; rinden ante su voluntad la vida misma. ¿Qué es realmente Dios? Un concepto que toma la forma de aquello que sirve para gratificar las necesidades insatisfechas de las personas. Dándosele esta definición a la mencionada palabra, entonces no se me hace difícil admitir que existe, podría incluso afirmar que lo he visto.

Al final, el “Dios” de cada quien va a depender de lo que lleven dentro. De sus temores, sus necesidades, aquello que reprimen; en resumen, de su interés. Interés fue otra palabra sujeta a nuestro escrutinio etimológico, llegando a la conclusión de que lo que causa interés lo hace porque “está dentro”, lo que quiere decir que el interés no es una cualidad inherente de los objetos, los fenómenos o los individuos, sino que estos simplemente son, independientemente de todo lo demás; y que provoquen o no el interés de alguien no depende del objeto sino del sujeto que lo percibe. A partir de esta premisa puedo inferir que el interés es personal y el objeto de interés de una persona dice mucho de quien esa persona es en realidad.

Si algo me produce interés se debe a que, de alguna manera, aunque sea parcialmente, ya forma parte de mí. Y pensándolo bien, así es como trabajan nuestras neuronas. Estas permanecen inactivas, como un resorte comprimido, hasta que un estímulo que alcanza el umbral mínimo llega y abre sus poros, permitiendo la comunicación interneuronal de potencial eléctrico y neurotransmisores. Si el supuesto objeto de interés no estimula nada dentro de mí, no alcanza mi umbral, no me afecta, si no me identifica ni se relaciona conmigo, entonces no será capaz de producir en mi interés alguno.

Entonces, así como la etimología puede ayudarnos a entender no solo el significado y origen de las palabras, sino también su evolución en el tiempo y el contexto donde se empleaba, también el objeto de interés de un individuo puede decirnos mucho sobre el sujeto en cuestión. De acuerdo con Guerrero, su más importante logro en lo que lleva de vida ha sido definir la Antropología como nadie más ha sido capaz de hacerlo. Su definición es la siguiente: Es la ciencia que estudia lo que piensa, dice, hace y siente el ser humano. ¿Qué me dice esto sobre él cómo persona? Como dije anteriormente, no estoy de acuerdo con otorgarle tanta importancia a las palabras, pues, ¿de qué me sirve? ¿de qué me vale? ¿qué tipo de persona obtiene tanta satisfacción del simple hecho de delimitar un concepto? Una vez, Guerrero me miró con pena por querer ayudar a los demás a través de la psicología, y hoy me encuentro en la posición de devolverle la compasión, pues una persona cuyo propósito se ve tan desprovisto de sentido, eso es todo lo que merece de mí.

El sentido de la vida

Desde el instante en el que di por concluido mi primer informe sobre la clase de Guerrero, he temido por la llegada de este momento, sabiendo que era ineludible. En este momento cuando intento dar inicio a una nueva narración, sin saber por qué caminos me conducirá, pero con la certeza de que no existe camino seguro. De esta manera me someto a los peligros que supone traspasar los límites que convenientemente yo misma he establecido, esperando ser capaz de fluir como con anterioridad ha sucedido y aventurándome a lo desconocido con nada más que una esperanza, una esperanza de enriquecimiento y más que eso, de metamorfosis.

La vida no tiene un sentido objetivo universal. El sentido mismo… ¿Qué es? ¿Un propósito? ¿Una dirección? Al nacer no se nos proporciona un mapa señalando el camino que debemos tomar para llegar a la respectiva meta, si es a esto a lo que se refiere el término. La sociedad a menudo intenta inculcarnos cierto sentido, pero la verdad es tan simple como es atemorizante: la vida no tiene sentido. El “sentido” es un artificio antrópico, por difícil que sea esto de admitir. Desde donde yo lo veo, la vida se trata esencialmente de distraernos mientras postergamos lo inevitable, y así es como el ser humano comúnmente mitiga todo lo que le agobia.

Nada provoca más temor en un individuo, como lo hacen el cambio y lo desconocido, debido a que usualmente estos fenómenos están fuera de su control y a las personas les satisface creer que tienen control sobres sus vidas, por irracional que parezca la idea. No hay cambio más grande o repentino que la muerte, pues por más que digamos estar preparados, la muerte probablemente nos tome por sorpresa. A pesar de haber sido descomunalmente antagonizada con el curso del tiempo, quizás la muerte no es tan nefasta como lo parece; esto insinuó la autora del realismo mágico Laura Esquivel al expresar: “morir es como nacer, solo un cambio” y que fácil nos fue nacer.

A raíz de la inminente amenaza que representa todo aquello que no somos capaces de controlar es que se originan ciertos sistemas de creencias que nos ayudan a escapar de una aterradora realidad, la de nuestra mortalidad; creencias que desde mi perspectiva suenan bastante como “tapar el sol con un dedo”. Lo hacemos frecuentemente. De hecho, lo hacemos tanto, tanto nos hemos acostumbrado, que ya ni cuenta nos damos. Para algunos las religiones cumplen con esta función, otros se cuentan la historia de que siempre vivirán a través de su legado, y como estos ejemplos hay muchos más; el punto es que todos buscamos ese sosiego que nos permitirá vivir de manera provechosa mientras esperamos la forzosa llegada del fin.

Particularmente, yo he intentado contarme varias historias, pero ninguna parece hacer sentido, ninguna llena el vacío que dentro de mi habita y parece tener vida propia. Pero el hecho de que estoy viviendo (no existiendo, sino viviendo) sugiere que sí tengo mi historia, a pesar de no saberlo de manera consciente; pensar en la muerte resulta tan terrorífico y doloroso para mí, que temo que pueda matarme.

Y, sin embargo, las personas siguen sin poder renunciar al control, lo ansían como si sus vidas dependiesen de esto; y a pesar de eso subconscientemente saben que todo lo que hacemos e incluso lo que pensamos forma parte de una gran cadena; que tal vez nuestras decisiones sean independientes de algunos factores, pero sin duda están condicionadas por otros. Esto me hace preguntarme si somos realmente libres, si la libertad no es más que una utopía.

¿Somos realmente libres o cada quien esta esclavizado por el determinismo de su realidad? La libertad de elegir no es más que una ilusión, un artificio, todo aquello con lo que interactuamos nos moldea y todas las decisiones que creemos tomar son producto de esto. Pero entonces, ¿existe realmente eso que llamamos libertad? Nos creemos libres porque no estamos subyugados a la voluntad de otros, pero realmente nuestras acciones están sometidas a sus causantes, y estas acciones desencadenan consecuencias, de modo que nuestra voluntad misma obedece a nuestro pasado, nuestro presente y sus circunstancias, al igual que nuestras perspectivas. Todo esto está determinado por uno u otro aspecto de la construcción social en que vivimos, y a esto le llamamos libertad.

En este sentido, Guerrero habló incluso de cómo ni si quiera las ideas que surgen de nosotros son realmente nuestras y el mismo Durkheim decía al exponer su definición de hecho social, que la mayoría de nuestras ideas no son elaboradas por nosotros, sino que nos llegan desde fuera; pero el flujo natural del ser humano no se mueve solo por los conceptos establecidos por otros, no es solo esto lo que nos forma. Incluso si todo lo que somos y hacemos estuviese pre-concebido por algo, ya sean nuestros genes o nuestras experiencias, no creo que haya una sola acción humana que no esté sometida a un detonante. Pero, si todo esto es cierto, ¿no nos merecemos mérito alguno por lo que supuestamente a través de nosotros mismos y con nuestro propio esfuerzo hemos logrado? ¿No debemos ser hechos responsables de nuestras acciones? Claro que sí, pues la libertad es una de muchas construcciones sociales a través de las cuales vivimos y nos regimos.

Aunque es cierto que la vida va en espiral, como una fila de dominós derrumbándose, donde una acción detona otra, si existe algo de lo que deba sentirme orgullosa, esas son mis relaciones con los demás. Más específicamente, mis amigos. Créalo o no, dentro del espiral de la vida, lo nuestro es raro y precioso y efímero. Que los ritmos de nuestras vidas hayan coincidido de una manera tan caóticamente bella no fue un accidente, fue resultado del amor. Y cuando hablo del amor no me refiero a una emoción espontanea, sino que hablo de una facultad, un arte que se practica y se perfecciona, una decisión, como bien dijo Erich Fromm. Tal vez no lo hicimos conscientemente, pero sin duda alguna el esfuerzo es nuestro y por tanto debe ser reconocido.

A pesar de que me provoca con abrumadora intensidad la idea de asumir el reto que tanto el profesor José Guerrero, como demás figuras dignas de admiración representan para mí; he decidido en cambio emprender la marcha en búsqueda de mi crecimiento personal. En circunstancias ideales, ambas formas de proceder serían equivalentes, pero lamentablemente tengo razones para creer que este no es el caso, aunque admito que mantengo la esperanza de que cualquiera de los dos caminos me llevaría al mismo fin.

Durante la primera clase de Antropología Social, el antropólogo y profesor José Guillermo Guerrero Sánchez se dirigió a mí de una manera tal que cada nervio en mi cuerpo cobró vida, no recuerdo haberme sentido así nunca antes, y las fuertes emociones que se apoderaron de mí, nublaron mi percepción de él. Descifrar a las personas y especialmente descubrir lo que los motiva, los impulsa y los mueve ocupa tanto mi tiempo, que más que una costumbre lo considero parte de mí; pero traicionada por mis propios nervios, no fui capaz de enfocarme en otra cosa que no fuera el ataque de Guerrero (así es como lo vi en ese momento), la intensidad de lo que sentía y cómo podría mantenerme bajo control.

Al leer un discurso que él mismo había escrito, mi pensamiento cambió y sentía como si entendiese lo que él había estado tratando de hacer. En Matrix, Neo tiene la oportunidad de tomarse la pastilla azul y olvidar sus sospechas, volviendo al mundo artificial que omite la horrible realidad en la que vivían; o tomarse la píldora roja que devela el mundo tal y como es. Los profesores tradicionales son proveedores de la píldora azul, resulta tan fácil y sugestivo tomarla que los estudiantes no titubean antes de hacerlo; a diferencia de Guerrero, quien propone que los estudiantes descubran el mundo como es, a través de sí mismos. Una vez comprendí esto, analicé los eventos de la clase anterior y pude verlos a través de otro cristal, dándome cuenta de que más que un ataque hacia mí, el ataque había sido dirigido a mis juicios, mis preconcepciones. Es por esto que me había sentido tan pequeña y desprovista de toda seguridad, fue fácil despojarme de ella porque su base era en sumo grado quebradiza. Solo de esta manera seré capaz de fundamentarme en cimientos sólidos desde los cuales podrán erigirse monumentos.

El inicio del inicio

Lo primero que Guerrero me preguntó fue que por qué escogí la carrera de Psicología, a lo que contesté que quería ayudar a la gente; él respondió con algo que solo pude interpretar como una burla y preguntó de nuevo, al parecer con esperanzas de que mi respuesta fuese otra, pero para su sorpresa y como motivo de su insistente burla, mi respuesta no varió. Hay un sinnúmero de razones que me condujeron al camino de la psicología, pero la razón decisiva fue la anteriormente mencionada, dado que, de no ser por esto, hubiese escogido Filosofía. La Filosofía me ha ayudado a buscar respuestas dentro de mí a preguntas que ni si quiera sabía que me hacía y ha contribuido increíblemente a mi interés y curiosidad por el ser humano y toda su complejidad. Con mucho pesar renuncié por el momento a ese estudio debido a que descubrí que solo quería dedicarme a esto por satisfacción propia, y para alcanzar mi autorrealización como persona, veo como un requerimiento ineludible el hecho de aportar algo a la sociedad. Y ya que he de pasarme la mayor parte de mi vida trabajando, me parece justo que parte de ese tiempo también sea invertido en lograr mi principal propósito. Como bien dijo uno de mis autores favoritos de ficción juvenil, John Green, “¿Cuál es el punto de estar vivo, si al menos, no tratas de hacer algo extraordinario?”.

Guerrero suele hablar de datos, hechos y verdades que pueden ser encontradas en libros cuando se sabe interpretar tanto el contexto como el pre-texto, y tal vez tiene razón en lo que dice, pero lo cierto es que hay ocasiones en las que la verdad me importa poco, mucho menos de lo que debería. He podido notar que, para él, tener conocimientos y más que eso, tener certeza de dichos conocimientos, posee gran significación; eso no me parece tan inusual, pero que se pase la vida investigando y explorando en busca de ellos, me parece totalmente admirable. Los misterios del universo no me quitan el sueño, y si de mi dependiese develar los que aún permanecen ocultos, estos continuarían así hasta el final de los días. Atribuyo esto al simple hecho de que me permito creer en poca cosa, pues incluso para creer las explicaciones científicas de los fenómenos se requiere de fe cuando el individuo no está capacitado en el área respectiva de dicho fenómeno, y la fe en lo que a mi concierne es tanto preciosa como es escasa.

Hace unos meses elaboré un ensayo comparando el positivismo y la fenomenología, donde concluí que independientemente de si existe o no una realidad objetiva, para poder progresar como sociedad se debe trabajar en base a la premisa de que sí existe. Y para acercarnos más a esa realidad objetiva, debemos tener en cuenta nuestra conciencia y sus influencias. Desde donde yo lo veo, absolutamente todo está sesgado por la perspectiva desde la cual se abarque (y a dichas perspectivas, residentes en nuestras conciencias, es a lo que le concedo mayor importancia en la vida); esto no quiere decir que no estudie lo que otros han declarado y me instruya a partir de esto. Me acostumbré a vivir en la incertidumbre. Para mí, cuando se trata de personas, es más sobre la realidad que estas se encuentran viviendo que sobre la verdad. Llámela mi pastilla azul, mientras brinde sosiego a mi espíritu, valdrá la pena para mí.

Concluyo con una frase de Carl Rogers que considero que sintetiza lo que con divagaciones he tratado de explicar: “Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sé que algo como esto no es lo que Guerrero esperaba, él quería salir de uno rápido y esto es mucho material para el que no le interesa el contenido, pero la verdad es que uno no puede creerle a José Guerrero; dijo que no podía calificar los informes de 2 páginas en base a una nota de 50, pero para el final dijo que solo quiere que digamos lo que aprendimos, que no le entreguemos mucho material, que está cansado. No se le puede creer, no porque esté equivocado, sino porque a menudo cambia de parecer. Y esto no me sorprende, como dijo Heráclito, nadie se baña dos veces en el mismo río. Estamos en constante cambio. Por eso no fui capaz de hacer una sola reflexión. Inmediatamente el discurso de Guerrero impactaba en mí y me sacudía, trataba de plasmar mis reflexiones lo más pronto posible, pues lo que fui ayer no es lo mismo que soy hoy y lo que soy hoy no es lo que seré mañana. Para poder tener el famoso hilo conductor al que Guerrero se refería, tuve que sintetizar mis pensamientos en varios capítulos. Él mismo empezó la clase con fe en su labor pedagógica, y al final se ve desprovisto de ella, exhausto y rindiéndose. Por eso decidí hacer lo que me saliera de manera natural, que he descubierto siempre es la mejor opción cuando uno no sabe qué hacer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANEXOS

Etimología: convertir palabras en conceptos

Conceptos = Concebir

Dios = Dia

Diablo = aquel que lanza

¿Dios y el diablo trabajan juntos?

Job. El diablo venia con los hijos de dios, lo que quiere decir que trabajan juntos. Dios permite que el diablo tiente a Job. ¿Aún conservas tu integridad? Maldice a Dios y muérete.

Cultura (proceso de intervención humana en la naturaleza)

Proviene del latín. Comparte raíz con cultivar (aquello que no es natural, espontaneo)

1888.

La republica dominicana tiene 4 culturas básicas: azúcar, café, tabaco y cacao.

Antropología

Anthropos = Hombre (todos)

Logos = 1. Pensamiento 2. Lenguaje 3. Obra, acción, realidad (Sentido)

Es la ciencia que estudia lo que piensa, dice, hace y siente el ser humano

*El sol es una planta eléctrica que tiene su combustible y se va a acabar

*Definiciones de Antropología

“Decimos lo que sabemos, pero no sabemos lo que decimos”

Clasificacion de conocimientos de Aristoteles:

  • Episteme: científico o teorico (que, para que y por qué hacemos las cosas)
  • Doxa: Sentido común
  • Tecnico: aplicación, practica

*Plastico = polímeros que no se descomponen

*Celulas madres

Industria: engaño, artificio.

Un Cacique de 29 anios era un aciano, antes la gente moria de cualquier cosa.

El rico no creen dios, solo las mujeres y el pobre.

Mana: fuerza impersonal Polinesia

Religion trascendental: trasciende la vida.

Espiritu

Triple naturaleza del ser humno: Biologica, psicológica y social

En este mundo de perdición tu necesita que alguien te diga algo, una compensación, echa pal ante.

Sociedad aborigen = belleza relativ. Bellza = poder. Belleza = cacique

Smith de Matrix, es ser humano es un virus

El ser humano es un animal consciente de que es un animal. El no vive sus tres naturalezas, sus tres naturalezas lo viven a el.

No necesito cortarme el brazo pa saber como se siente

Entre el pensamiento y el sentimiento hay 7 capas

Dios nos creo a su imagen y semejanza, la de los blancos.

MITOS, MITOLOGIA GRIEGA

Antropologia de los desastres naturales

¿La cultura ayuda a vivir y convivir con nuestra realidad respecto a los desastres naturales? ¿Estamos preparados o nos estamos preparando para eso? ¿Entendemos el problema? ¿Nos ayuda a buscar la solución?

Oficina de sismología en la UASD – cerrada

Importación de azúcar

Ciclon David Ciclon George

El pensamiento ante los desastres es rendirse, no tiene por que ser asi

Cronologia de huracanes y temblores de tierra en RD

  • Nos ayuda a complejarnos
  • Rafael Leonidas Trujillo Moline Chevalie Carri

Teoria de la “evolución” Darwin 1859

2 millones de anios = ser humano.

La Geologia se desarrolla en el siglo XlX

Capas Geologicas o estratos

  1. Peces

– Anfibios –

  1. Reptiles

– Aves –

  1. Mamiferos

– Hominidos, Primates (Homo, mono, simios, presimios) –

  1. Humanos

Libro de Gilgamesh

Usurar: hacer dinero con dinero

Antropologia = ciencia

Ser humano se estudia desde el punto de vista biológico y social

Mitos = contrario a la realidad

  1. R Smith – Teólogo

Lengua indoeuropea – llego de europa hasta la india

Expulsado de la universidad por decir que los hebreos eran un pueblo mas y que habia que estudiarlo a través de los demas pueblos.

Escribio La religión de los semitas = Durkeim y Freud

Lo mas importante de la religión era el sacrificio y el banquete (comunión) entre dioses y humanos

(sacrificio de animales, vegetales y gente)

Esto paso a ser de un ritual real a un rito simbólico

Los judíos tienen un día llamado IOM KIPPUR (día de la expiación), ese día nadie puede hacer absolutamente nada. En 1973 los árabes atacaron a Israel y le dieron en la madre, a partir de ahí, IOM KIPPUR se trabaja y los guardias andan armados. Se mataba un chivo a pedradas y se limpiaban todos los pecados. Esto se convirtió en Jesucristo siendo sacrificado como el cordero de dios que quita el pecado del mundo. Jesucristo es comida verdadera.

La mujer sale de la costilla y desobedece la voluntad de dios.

Las primeras manifestaciones prehistóricas son de mujeres

Dioses machos del cielo = ley

Diosas hembras de la tierra = caos

Con la guerra del hierro, la mujer perdió el poder que tenía. El Estado, monogamia y monoteísmo acabo con las mujeres.

Una Historia del Cielo. El Papa Francisco dijo que el Cielo y el Infierno son lugares imaginarios.

El ser humano tiene 2,000,000 de años.

Mito: el pueblo considera que es verdadero y es sagrado. Palabra de origen griego.

ILIADA Y ODISEA, OBRAS MAS IMPORTANTES.

Griego = palabra despectiva que le daban los romanos a los helenos.

La historia no se explica por asunto personales, individuales.

1883 – La trinitaria

Carl Jung: los mitos parecen en todas partes del mundo

En Irak y en Egipto se inició la civilización (entre los ríos tigris y eufrates la sociedad ubicaba el paraíso).

El trabucazo se tiró en 1883

Jesús = hijo del hombre, rey de donde, amen

La kriptonita afectaba a Superman para acercar a Superman a los mortales.

Los hebreos no hicieron nada relacionado a cultura universal, ellos creaban chivos

CAIN Y ABEL: CAIN MATO A ABEL POR ENVIDIA, A DIOS LE GUSTO LA OFRENDA DE ABEL Y NO LA DE CAIN.

Entonces CAIN ERA EGIPCIO Y ABEL ERA HEBREO. LA AGRICULTURA ESPLAZO AL PASTOREO.

CAIN HERRERU EL GRAN CREADOR

Los primeros 5 libros fueron escritos por escuelas diferentes:

  1. Elohista (nosotros)(norte)
  2. Javista (yo)(sur)
  3. Sacerdotista

EL primer capitulo de la biblia: llenaron la tierra de gente (esta historia es elohista)

La historia de adan y eva era javista

Se les olvido que el mundo taba lleno de gente entonces adan se fue pa un lao eva se fue pa otro

“te digo hoy que estaras conmigo en el paraíso”

“te digo que hoy estaras conmigo en el paraíso”

Filosofía = capacidad de maravillarse. ¿De qué está compuesto el ser humano?

Si usted no tiene esa admiración, esa capacidad de maravillarse… se pue morir. Si no le interesa saber porque nuestra ropa está hecha de algodon, se pue morir.

Los países desarrollados son desarrollados porque no son subdesarrollados.

El metro lo hace un ingeniero con ayuda de un geólogo. El de aquí se lo va a llevar un terremoto porque a la elite no le puede importar menos.

¿Cómo supieron los griegos el tamaño de la circunferencia de la tierra sin haberla medido?  fumando? ¿rezando? ¿mamando biberones? No. Buscando. Maravillándose.

¿Cómo usted ve una película? Por el hilo conductor. El guion.  No hay película buena sin buen guion.

  • Polanski El Pianista

El mal del ser humano está en el corazón – La Biblia

Los científicos investigan partiendo de una necesidad o asuntos sociales

El conserva recuerdos desde cuando él estaba en el vientre de su madre.

Organismo vivo, reacciona al medio, capta, se adapta.

Me parece todo muy bien =  comemielderia, disparate

Primer antropólogo moderno inglés. Animismo, el ser humano cree que todos tenemos un alma. Tylor: supersticiones. Totemismo id con un animal.

Libre albedrio San Agustín. Dios no creo el mal porque uno tiene libre albedrio y es malo.

Ningún hecho puede entenderse si no es a través de su historia o su cultura. El ser humano asocia lo que está al alcance de la mano.

No sabemos por qué hacemos lo que hacemos. ¿Por qué hacemos lo que hacemos?

La historia de mi vida – Helen Keller

La historia de mi vida, la que estoy mal pasando aquí, en INTEC y en la clase.

El profesor no puede saber si lo que enseña está siendo aprendido, pues solo el que aprende sabe si y lo que aprende.

Si aprenden datos, no han aprendido nada, si aprenden procesos, han aprendido mucho.

Margaret Mead *coming age in Samoa*, cuyo maestro fue Samboas (primero en clasificar las culturas indígenas, culturas llamadas “primitivas”  -primitivo se opone a civilización, pero los antropologos se refieren a primero- estas culturas no tienen un dios -siendo dios un ser superior, ni entendían el concepto de dios, concepto de Mana- Maret Islas de la Polinesia), elaboro la mejor definición de antropología.

Antropología: el mundo no es como tú piensas que es, es más complicado y complejo (mana)(eliminar prejuicios que no te van a servir para nada).

Estamos en la edad de cambiar de sexo, país, lo que sea.

Evaluamos las creencias de los demas de acuerdo a la nuestra (egnocentrismo) (como tu sabe que el tuyo e verdadero y el otro falso?), nosotros pensamos que lo que nosotros hacemos lo hace to el mundo.

El Dios que existe no es el tuyo – Antropologia

-Creando continentes sin contenido que solo existen en nuestra mente-

José Guerrero desde Joven fue un verdugo

Nada de lo que está escrito en los libros sucedió así

Miembro de LGTB “metete que somo mucho aquí”

Se discrimina y reprime a los lgbt (porque todos los seres humanos somos seres frustrados y nos alegramos de la tragedia ajena, característica de la naturaleza humana)

El Aceite de Oliva es soluble en agua

Los griegos y brasileños tienen la capacidad de elogiar al sexo opuesto

No se le puede creer al pintaro pero la historia se basa en sus escritos

Lo que la antropología le ha ensenado a Guerrero no son palabras ni conceptos, no cree en los libros, para él los libros son puertas, ventanas.

Nos podemos morir porque no fuimos a ver la historia de la Opera

El que no conoce de Mozart, etc, se puede morir

¿POR QUE LO MALTRATAS? AL POBRE HOMBRE SE LE FUE LA BOLA (de baseball)

Rolan Barnes, la moda

El ser humano le atribuye sentido a todo, lo que no tiene sentido y lo que tiene sentido.

Teoría de la atribución: (eso es una partecita que hay que incluir en un todo)(Fritz Heider, judio aleman, ni es dominicano ni es de intec)

Nos limitamos mucho, estamos asustados, tenemos miedo y temor.

No me imagino graduada.

El caballo en ajedrez sirve para limitarte

¿Cuál es el sentido de la vida? No tiene sentido

Suicide: uno lo ve como una persona que se quita la vida porque no le encuentra sentido, al contrario, ese fue el sentido que ellos le dieron a la vida. Mis limitaciones, por más que amplie y tumbe prejuicios, nunca podre superarlos todos.

Debo desconfiar de lo que yo digo, de lo que yo pienso y de lo que siento

“Yo no creo en nada ni nadie, ni en mí mismo”

EL ATEO NO CREE.

Él es José Guerrero, his own label

1975 – Los primeros habitantes de la isla de SD (José Guerrero)

Siempre hay que corregirse

Asustados hasta el final porque no estamos seguros de lo que creemos

FREUD

neurociencias – giro científico a los conocimientos

Nosotros somos brutos, pero nos han embrutecido (tu no piensas)

No es malo ser Bruto, lo malo es ser ignorante

No hay suicida porque les da miedo no entrar al reino de los cielos

El inconsciente, queremos más.

Canciones, tesoro antropológico

“No me basta con tenerte, ¿y que es lo que quiere, comérsela?” = inconsciente

Lo que viene del griego hay que prestarle mucha atención. Lo que viene del latin hay que prestarle menos atención. Lo que viene del español, ya hay que botar esa mierda.

Yo soy el centro de mi propio aprendizaje. Escribir es importantísimo, muy pocas culturas lograron escribir, la escritura surgió en la cultura cuniforme, con cincel, jeroglíficos. Somero, arcadio, babilonia. Egipcia, China (los chinos lo hicieron todo antes de que se descubriera en el mundo occidental).

Marco Polo, familia Di Polo siglo Xlll, il milione (el libro de las maravillas)(el libro de los millones), en Japón había tanto oro que los techos de las casas estaban cubiertos de oro, una mata daba oro; Colon se lo creyó (Genovés), él sabía que no había llegado a la india y sin embargo lo afirmaba de todas maneras. La historia de RD está escondida y destruida, olvidada, ¿cuantos historiadores hay ahí?

Remodelar la ciudad primada de américa sin historiadores es un crimen.

Un texto no se puede entender completamente si no se entiende su contexto. Ahí falta el pre texto, que me dice por que el autor descubrió ese libro.

Cultura = campo de estudio de la antropología

*Convertir el tema en investigación

Los amigos de la UASD jugando con Wikipedia pa llegarle al pleistoceno.

Geología, el fondo del mar es frio, no se ve nada, solo hay lodo

La religion tiene las respuestas fáciles. Moisés no escribió el pentateuco. Mito: relato sagrado y verdadero, así lo considera la cultura (antropología, mucha atención, elaboración que va mas allá del pensamiento racional) Carl jung: en los mitos esta el pensamiento de los homo pre sapien, el popol mush, el genesis.

Mitología griega, el que no ha leído la Ilíada o la odisea, se pue morir. Homero no existió (escuelas homéridas, de la tradición oral, reunieron todo en un libro, para tener el poder).

Corizontes, comparaban los textos en sus diversas versiones escritas. Las historias de Homero no son de la Grecia clásica. Diferentes autores. Moisés no existió tampoco.

La prensa en un país que no lee, no es poder.

Los ateos creen que hay algo más.

La religion está en contra de la ciencia.

Iglesia anglicana, aceptan queers.

Resumen del discurso.

No estoy lista para esta clase.

Si hay una actitud de apertura de la mente y del corazón. La ignorancia es una enfermedad, reconociendo su estado y superándola a través de la búsqueda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Self-acceptance

 

Desde que hice este cambio radical en mi cabello, recibo atencion no deseada de parte de todos los que me rodean de manera muy frecuente. Este es uno de varios factores que no tome en consideracion y que me hacen arrepentirme dia a dia de mi decision.

Mami y mis tias, por ejemplo, enmascaran sus insultos con cumplidos. Claro que yo, siendo quien soy, soy mas que experta en leer entre lineas; “que lindo te quedan cuando le aplicas ese producto, si tan solo se quedaran asi” “y quien dice que ese es su cabello? mira, se le ven casi buenos” como pueden decir algo que para mi suena tan cruel, is beyond me. Y a mi familia cercana a los que me refiero, ellos me criaron, han convivido conmigo durante mas tiempo que nadie mas en el mundo, como es que me conocen tan poco?

Mis primos, por otro lado, hacen chistes y bromas “inofensivas”. Quiero creer que al pronunciar estas palabras su proposito no es hacerme sentir mal, ese es mi consuelo, que no saben el efecto que pueden tener en mi, que son incapaces de leerme en la manera que yo puedo leerlos a todos. “Probando, probando, se escucha?” es el mas famoso entre Paola y Nestor, cada vez que me ven, simulando que mi cabeza es un microfono. O “Ya tu no necesitas almohada” parece ser el favorito de Anthony. Acaso no ven en mi rostro la expresion de fatiga? de vulnerabilidad?; o es que no les importa, necesitan hacerme sentir inferior de alguna manera para sentirse validados, bien con ellos mismos. Y lo peor es como me hacen sentir conmigo misma, aunque de esto no puedo echarles toda la culpa, pues tiene que ver mucho conmigo, porque en realidad desprecio mi apariencia; la cosa es que la forma en la que ellos son capaces de expresarse tan despreocupadamente hacia mi, confirmando lo que ya creo ver en el espejo, es muy cruel y me sorprende que lo hagan porque no me creo capaz de hacerle algo asi a un ser querido. Y me duele porque la confianza, fluidez y camaraderia que una vez habia, se ha desvanecido. Ya no soy capaz de bajar la  guardia cuando estoy entre ellos, pues no se sienten como mis aliados. Y ser tan sigilosa, esperar constantemente ataques del bando enemigo, me agota mas que nada en el mundo; por lo que prefiero prescindir de dicha compania.

Afortunadamente, no  soy imcomprendida por todos los miembros de mi familia; hay algunos que si no me entienden al menos lo admiten y hacen un esfuerzo en hacerlo, y los valoro mucho por eso. Alionka, Juan Manuel y Raymer encabezan esa lista. Alionka me dice que le gusta mi cabello, que soy bella, que no cambie; me hace sentir bien conmiga misma y no hay nada que se compare con eso. Juan Manuel y Raymer, independientemente de sus opiniones, nunca me han hecho sentir menos, y menos por algo tan superficial como el tema en cuestion. Se los agradezco infinitamente.

Curiosamente, las personas que constantemente, dia a dia me hacen arrepentirme de haberme cortado el pelo, son las que viven conmigo. Mis amigos y companeros por alguna razon parecen respetarme mas. A algunos le gusta, a otros tal vez no, el punto clave aqui es que no le dan tanta importancia a una vanalidad como esa, y no saben lo feliz que me hacen. Solo por eso he sido capaz de mantener este estilo por tanto tiempo. Si fuera de mi casa me trataran como lo hacen dentro de ella, respecto a mi cabello, hace mucho tiempo que hubiese sucumbido, volviendo a mis viejos habitos.

Eso explica por que mi familia se pregunta como es que tengo y consigo tantos amigos; los he escuchado insinuandolo e incluso los he escuchado conjeturando teorias a mis espaldas. Durante mucho tiempo crei que realmente estaba defectuosa socialmente, que claramente no habia nacido para vivir entre la gente. Hasta que me di cuenta que quien era al rededor de mi familia no era yo, porque ellos no me dejaban ser yo, en cambio fuera de mi burbuja habia gente especial y valiosa preparada para aceptarme, quererme y valorarme en todo mi esplendor. Y de esa manera aprendi a valorarme a mi misma. Asi descubri que los que me reprimen, ya sea voluntaria o involuntariamente, se estan pierden de una de las pocas maravillas del mundo… yo.

 

 

Buscando…

A pesar de que me provoca con abrumadora intensidad la idea de asumir el reto que tanto el profesor José Guerrero, como demás figuras dignas de admiración representan para mí; he decidido en cambio emprender la marcha en búsqueda de mi crecimiento personal. En circunstancias ideales, ambas formas de proceder serían equivalentes, pero lamentablemente tengo razones para creer que este no es el caso, aunque admito que mantengo la esperanza de que cualquiera de los dos caminos me llevaría al mismo fin.

Durante la primera clase de Antropología Social, el antropólogo y profesor José Guillermo Guerrero Sánchez se dirigió a mí de una manera tal que cada nervio en mi cuerpo cobró vida, no recuerdo haberme sentido así nunca antes, y las fuertes emociones que se apoderaron de mí, nublaron mi percepción de él. Descifrar a las personas y especialmente descubrir lo que los motiva, los impulsa y los mueve ocupa tanto mi tiempo, que más que una costumbre lo considero parte de mí; pero traicionada por mis propios nervios, no fui capaz de enfocarme en otra cosa que no fuera el ataque de Guerrero (así es como lo vi en ese momento), la intensidad de lo que sentía y cómo podría mantenerme bajo control.

Al leer un discurso que él mismo había escrito, mi pensamiento cambió y sentía como si entendiese lo que él había estado tratando de hacer. En Matrix, Neo tiene la oportunidad de tomarse la pastilla azul y olvidar sus sospechas, volviendo al mundo artificial que omite la horrible realidad en la que vivían; o tomarse la píldora roja que devela el mundo tal y como es. Los profesores tradicionales son proveedores de la píldora azul, resulta tan fácil y sugestivo tomarla que los estudiantes no titubean antes de hacerlo; a diferencia de Guerrero, quien propone que los estudiantes descubran el mundo como es, a través de si mismos. Una vez comprendí esto, analicé los eventos de la clase anterior y pude verlos a través de otro cristal, dándome cuenta de que más que un ataque hacia mí, el ataque había sido dirigido a mis juicios, mis preconcepciones. Es por esto que me había sentido tan pequeña y desprovista de toda seguridad, fue fácil despojarme de ella porque su base era en sumo grado quebradiza. Solo de esta manera seré capaz de fundamentarme en cimientos sólidos desde los cuales podrán erigirse monumentos.

 

Lo primero que Guerrero me preguntó fue que por qué escogí la carrera de Psicología, a lo que contesté que quería ayudar a la gente; el respondió con algo que solo pude interpretar como una burla y preguntó de nuevo, al parecer con esperanzas de que mi respuesta fuese otra, pero para su sorpresa y como motivo de su insistente burla, mi respuesta no varió. Hay un sinnúmero de razones que me condujeron al camino de la psicología, pero la razón decisiva fue la anteriormente mencionada, dado que, de no ser por esto, hubiese escogido Filosofía. La Filosofía me ha ayudado a buscar respuestas dentro de mí a preguntas que ni si quiera sabía que me hacía y ha contribuido increíblemente a mi interés y curiosidad por el ser humano y toda su complejidad. Con mucho pesar renuncié por el momento a ese estudio debido a que descubrí que solo quería dedicarme a esto por satisfacción propia, y para alcanzar mi autorrealización como persona, veo como un requerimiento ineludible el hecho de aportar algo a la sociedad. Y ya que he de pasarme la mayor parte de mi vida trabajando, me parece justo que parte de ese tiempo también sea invertido en lograr mi principal propósito. Como bien dijo uno de mis autores favoritos de ficción juvenil, John Green, “¿Cuál es el punto de estar vivo, si al menos, no tratas de hacer algo extraordinario?”.

Guerrero suele hablar de datos, hechos y verdades que pueden ser encontradas en libros cuando se sabe interpretar tanto el contexto como el pre-texto, y tal vez tiene razón en lo que dice, pero lo cierto es que hay ocasiones en las que la verdad me importa poco, mucho menos de lo que debería. He podido notar que, para él, tener conocimientos y más que eso, tener certeza de dichos conocimientos, posee gran significación; eso no me parece tan inusual, pero que se pase la vida investigando y explorando en busca de ellos, me parece totalmente admirable. Los misterios del universo no me quitan el sueño, y si de mi dependiese develar los que aún permanecen ocultos, estos continuarían así hasta el final de los días. Atribuyo esto al simple hecho de que me permito creer en poca cosa, pues incluso para creer las explicaciones científicas de los fenómenos se requiere de fe cuando el individuo no está capacitado en el área respectiva de dicho fenómeno, y la fe en lo que a mi concierne es tanto preciosa como es escasa.

Hace unos meses elaboré un ensayo comparando el positivismo y la fenomenología, donde concluí que independientemente de si existe o no una realidad objetiva, para poder progresar como sociedad se debe trabajar en base a la premisa de que sí existe. Y para acercarnos más a esa realidad objetiva, debemos tener en cuenta nuestra conciencia y sus influencias. Desde donde yo lo veo, absolutamente todo está sesgado por la perspectiva desde la cual se abarque (y a dichas perspectivas, residentes en nuestras conciencias, es a lo que le concedo mayor importancia en la vida); esto no quiere decir que no estudie lo que otros han declarado y me instruya a partir de esto. Me acostumbré a vivir en la incertidumbre. Para mí, cuando se trata de personas, es más sobre la realidad que estas se encuentran viviendo que sobre la verdad. Llámela mi pastilla azul, mientras brinde sosiego a mi espíritu, valdrá la pena para mí.

Concluyo con una frase de Carl Rogers que considero que sintetiza lo que con divagaciones he tratado de explicar: “Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante”.

 

 

El arte de amar – Erich Fromm (ensayo)

El arte de amar – Erich Fromm

El amor, al igual que todo en la vida, te va a llegar como tú estés dispuesto a recibirlo; ya sea de acuerdo a las cualidades del objeto de tu amor, o gracias a tu voluntad y disposición. La sociedad tiene esta necesidad insaciable e irreverente de sistematizar no solo su forma de ser y actuar, pero también hacerlo con los demás.

No dejes que nadie preceptúe tu amor, si para ti el amor es una cuestión de azar pues para ti es válido, y ojalá tengas éxito de manera que puedas conquistar no el arte de amar, sino, tu  arte de amar.

Utopía de estatuir el amor.

  • ¿Qué merito trae consigo la belleza física?
  • ¿Qué representan para la naturaleza humana nuestras experiencias?
  • ¿Es el amor una cuestión únicamente de voluntad?
  • ¿Qué es el amor al prójimo sin amor propio?
  • ¿Qué puede influir en la corta duración de las relaciones?
  • ¿Es el amor racional?
  • ¿Existe realmente la individalidad?
  • ¿Es la necesidad humana de establecer preceptos exclusiva para el amor?

“Amar y ser amada, ni apetezco más ni conozco mayor fortuna” –Leandro Fernández de Moratín en su obra El sí de las niñas1.

Quiero amar y ser amada, amar a alguien por sus cualidades, tanto por sus méritos como sus defectos, ya que estos son obra suya y por lo tanto me hablan de él como persona; y así mismo, por esas mismas razones, quiero que esa persona me ame a mí.

Cuando la gente se dispone a amar a alguien en virtud a su apariencia, pareciera que no se dan cuenta que es una casualidad, el ser atractivo de acuerdo con los preceptos de la sociedad no es más que una vana obra del azar. Es inconcebible para mí elegir a alguien a quien amar (que es el más honorable talento) basándome en una simple contingencia.

La belleza tangible solo aparenta tener una exclusiva utilidad: ser admirada. Cuando sienta deseos de contemplar un hombre atractivo puedo fácilmente encender la tv, pero ¿qué pasa cuando me sienta sola? ¿Cuándo necesite apoyo? ¿Cuándo necesite que alguien me saque de un lío? En situaciones como estas la apariencia es irrelevante, y de esas circunstancias se forma no solo la vida, pero también y sobre todo, se moldea el ser mismo.

Como dijo uno de los más famosos filósofos del Reino Unido Julian Baggini2, “una persona es la suma de sus partes” siendo sus partes las experiencias que la persona haya vivido, las decisiones que haya tomado, sus conocimientos y sentimientos; son estos los componentes de su esencia y naturaleza. El envase que recoge todas las partes (que son el ser) no tiene importancia al momento de decidir con quién compartir lo más valioso y lo único que el humano realmente posee, la vida.

Viéndolo desde esta perspectiva esto puede ser un factor que contribuye a que las parejas duren tan poco tiempo, las personas son superficiales y unen su vida a la de otro sin realmente conocerse por alguna razón trivial en el amplio espectro de la perpetuidad, lo que termina en sufrimiento. Nadie se esfuerza ni se sacrifica, y por qué iban a hacerlo cuando el amar se les hace tan fácil, cuando amar no cuesta nada. Gran parte de la sociedad a menudo echa cualquier relación por la borda ante la primera adversidad, porque lo que les fue tan sencillo conseguir no les duele perder.

Al contrario de lo que dice Erich Fromm (…la experiencia de la unión, con el hombre, o desde un punto de vista religioso, con Dios, no es en modo alguno irracional. Por el contrario, y como lo señaló Albert Schweitzer, es la consecuencia del racionalismo,  su consecuencia más audaz y radical.) el amor no es racional, incluso los elefantes aman3 tanto que si su pareja muere estos dejan de comer hasta que encuentran el mismo destino que anteriormente alcanzó su compañera/o, y esto no quiere decir que los elefantes sean racionales, ya que lo que nos disocia a los humanos de los animales es nuestra racionalidad.

Aunque es cierto que el amor es en gran parte una cuestión de voluntad y decisión, esto no implica que la naturaleza del objeto del amor sea irrelevante (como expresa Fromm). Debe haber un cierto grado de compatibilidad entre ambos conjuntos, o no importa el esfuerzo que se haga, o que tanto quieran engañarse, no habrá  amor. Al igual que se presentará la coyuntura de que por más compatibles que sean dos individuos, y por más disposición que cada uno tenga de conquistar el arte de amar con el otro, les resultará humanamente imposible porque hay conductas que son inevitables.

La única persona que va estar contigo por toda tu vida, sin importar lo que ocurra, eres tú. Así que primero esfuérzate y disponte a amarte a ti mismo, luego que hayas aprendido este arte y lo domines, podrás manifestarlo hacia los demás; amar a los otros a través de tu amor propio.

Conforme al autor del ensayo al que hoy hago referencia (el arte de amar), quien ha sido mencionado anteriormente, conquistar verdaderamente el arte de amar consiste en amar a ese que representa todo lo que tú no por el simple hecho de que así lo decidiste, pero, ¿con qué propósito amas a alguien en estas condiciones cuando no te amas a ti, que eres todo lo que quieres ser? Al sustituir amor propio con el amor a un tercero, esto ocasiona el surgimiento de una obsesión enmascarada de amor que se irá convirtiendo en necesidad. El individuo que no se ama a sí mismo, no ama sanamente a nadie.

Hay una línea muy fina entre amar y necesitar a alguien, cuando alguien te ama porque así lo decide y vice-versa, ambos pueden tomar crédito y sentirse orgullosos de ese amor, pero cuando alguien está contigo no por elección sino por necesidad, se crea una dependencia que hace de la relación un elemento toxico para ambos y es poco probable que vaya a satisfacer a uno de los dos a largo plazo en cualquier ámbito. Bien dijo el orador motivacional Steve Maraboli “en una relación estable debes amar a tu compañero más de lo que lo necesitas4.

Son varios los autores que han tratado de sistematizar este sentimiento en un intento fallido de adaptarlo a la generalidad, pero no es algo exclusivo del amor; de hecho representa una tendencia arraigada al ser humano la necesidad de agrupar y etiquetar todo de acuerdo al conjunto de sus especificaciones, incluso de moldear al prójimo a su imagen y semejanza, e inconsciente y constantemente se contradicen enunciando que cada persona es diferente y especial en su única forma de ser. Sostienen que les fascina ser distintos a los demás pero no podrían vivir un solo día sin encajar en la sociedad como la pieza faltante de un perfecto rompecabezas.

Este problema va echando raíces desde la crianza de las personas, tanto en nuestra sociedad posmoderna como en la generalidad de antaño se mantiene la costumbre de no dejar que los individuos se descubran a sí mismos, sino que al asumir sus creencias como correctas, adecuadas y verdaderas las imponen sobre los demás y resulta evidente que es en alto grado remota la posibilidad de implantar una creencia a alguien de convicciones firmes, pero en lo que a niños se refiere, ellos están en la etapa más vulnerable e influenciable de todas.

Al presentarles sus presunciones como certeras y singulares estas se vuelven también las suyas y no se les da un tiempo para inventarse, por lo que llega un momento cuando el verdadero ser se rebela contra las cadenas de los preceptos socialmente establecidos. Dado que no todo espíritu es activista, hay entes de naturaleza sumisa cuyo ser no puede encontrar dentro de sí el brío para liberarse y permanece esclavizado de por vida.

En conclusión, ni Erich Fromm, ni tus padres, ni la biblia… nada ni nadie otro que tu tiene derecho de censurar tu arte de amar, o tu forma de manifestarlo; y nada ni nadie otro que tu debería tener el poder de hacerlo. Tú eres la única persona con quien puedo infaliblemente afirmar que te pasarás el resto de la inmortalidad, y como tal, a ti debes amarte por el resto de tus días, y a través de ese amor, amar a quien te dicten tus convicciones.

“Intentar escribir sobre el amor es, en última instancia, lo mismo que intentar que un diccionario represente la vida. No importa cuántas palabras contenga, nunca serán suficientes.” –David Levithan en The lover’s dictionary5.

Referencias a quien pueda interesar:

  1. Leandro Fernández de Moratín

En esta obra, su autor reivindica el derecho de los jóvenes al matrimonio por amor y no por imposición familiar. Desde un tono de bondad amable, El sí de las niñas es un argumento contra los métodos educativos de la época.

  1. Julian Baggini, uno de los más famosos filósofos del Reino Unido ofrece una conferencia en TED, en la cual se cuestiona ¿Existe un verdadero tú?

https://www.ted.com/talks/julian_baggini_is_there_a_real_you/transcript?language=es

  1. Los elefantes aman

Cuando terminamos un romance o una persona querida se nos va, nos duele tanto el corazón que parece que se nos fuera a romper. No sólo los humanos sufrimos por amor, sino que también los elefantes. Los mamíferos más grandes del mundo tienen un corazón que le hace peso a su tremendo tamaño, ya que los elefantes no sólo se enamoran, sino que incluso pueden llegar a morir por penas afectivas.

Los elefantes son conocidos por su memoria: Ellos recuerdan lugares y otros animales que vieron años o incluso décadas atrás. Ese mismo cerebro privilegiado, les permite sentir y expresar una serie de emociones de manera compleja, entre ellas el amor. Justamente es esa capacidad para formar lazos casi a perpetuidad, lo que hace de los elefantes capaces de amar y sentir desamor o dolor cuando un ser querido es separado del resto.

Al ser muy susceptibles al estrés y, tal como los humanos, los elefantes que pierden la cercanía con un ser querido, que se manifiesta en el contacto piel a piel, perfectamente pueden fallecer, algo que se da comúnmente en los casos en que una cría pierde a su madre.

http://www.batanga.com/curiosidades/4579/los-elefantes-sufren-por-amor

  1. Steve Maraboli (18 de abril de 1975 – ), un comentarista de radio de Internet, orador motivacional y escritor estadounidense cito esa frase en una publicación del Huffingtonpost, donde expone una lista de sabios consejos sobre relaciones amorosas.

http://www.huffingtonpost.com/dr-steve-maraboli/10-things-you-must-know-about-relationships_b_7064502.html

  1. The Lover’s Dictionary, escrita por el autor de YA David Levithan, es la historia de una relación amorosa narrada desde una perspectiva fresca y original, es una ventana abierta a la intimidad de dos personas que se aman, es el retrato inolvidable de una pareja contemporánea.

El arte de amar – Ovidio (ensayo)

Lo que Ovidio predica en su obra no es el arte de amar, detrás de esa fachada el autor pretende enseñar a los hombres a esconder quienes son para conquistar a la mujer que desean poseer y más adelante los instruye en cómo emplear esas habilidades para conservar el supuesto amor que fue anteriormente conquistado.

Esa concepción del sentimiento se divorcia totalmente de mi noción de amor, ya que para mí este se cultiva a base de sacrificios, devoción y disposición, tres elementos que están activamente ausentes en una relación donde el hombre continua y constantemente aparenta estar de acuerdo con la mujer para mantenerla contenta y entonces así esta lo mantenga satisfecho a él.

El arte de amar, artificios de la hipocresía.

  • ¿Arte de amar o de la supresión del ser?
  • ¿Qué clase de hombre sigue los consejos de Ovidio?
  • ¿En cuales cimientos se fundamenta el amor?
  • ¿Por qué evadir las controversias no es beneficioso para una pareja?
  • ¿Qué papel juega la mujer dentro de la relación amorosa según Ovidio?
  • ¿Acertó Ovidio en algo acerca del amor?

Si el hombre le muestra solo una porción de quien es a la mujer, y el vacío de eso que esconde lo llena en virtud de su amada, esa mujer no ama al hombre, sino que ama a esa porción de ser que conoce, y se ama ella misma en la figura de él sin darse cuenta. En una situación como esta, no se ha conquistado el arte de amar, a no ser que la finalidad del hombre sea amar sin ser amado y visto que la obra busca beneficiarlo en todo momento y circunstancia, dudo de manera colosal que este sea el caso.

Cuando digo que el amor se cultiva a base de sacrificios no se confundan alegando que suprimir el ser es un sacrificio legítimo, pues aunque ciertamente puede que represente un sacrificio, no todos fomentan el amor. Para cultivar el amor lo que se requieren son sacrificios magnánimos y siempre con el bien del ser amado en su mejor interés; el sacrificio de suprimir el ser aunque no lo parezca es uno egoísta, debido a que el hombre lo hace para evadir la reacción de la mujer provocada por su forma de ser (la de ella) a ciertos comportamientos del hombre que podrían traer conflictos o controversias, entonces el hombre actúa con fines de lucro para evitar posibles roces, pues piensa que manteniendo conforme a la mujer esta le devolverá el favor.

Llevaba la razón el ensayista y moralista francés Joseph Joubert al decir lo siguiente: “El objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, sino el progreso.” De esta manera discutiendo, resolviendo problemas y ratificando malentendidos es como se le da oportunidad a la relación de prosperar y desarrollarse, ya que una pareja que no crece, evoluciona y se supera día a día; está tristemente destinada al fracaso.

El conjunto de las sugerencias que Ovidio exhorta terminan por engendrar a un individuo digno del espectáculo y la farándula, un maestro de la intriga y el disimulo. Este ser no está capacitado para actuar con naturalidad, un hombre que planea hasta los imprevistos.

Conquistar el arte de amar consiste en parte en tolerar al otro como un entero, sin esperar que esta persona cambie o que suprima su forma de ser para complacer al amado; es evidente que a un sujeto no le van a agradar las cualidades del ser amado en su totalidad, pero cuando este logra sobrellevarlas y vivir con ellas, puede ciertamente sentirse satisfecho por haber conquistado el tan mentado arte de amar.

Conforme a lo que el autor de esta obra de antaño en ella expone, una mujer y un cuadro de exhibición representan la misma cosa. Esta no tiene más opción que sentarse a esperar que su caballero de brillante armadura la salve del martirio que simbolizan la soledad y la soltería, entrando a un relación en la cual no tiene ni voz ni voto, ella siempre estará en la oscuridad y será incapaz de aportar algo nuevo porque la iniciativa le será vilmente arrebatada sin que ella si quiera lo perciba.

Si hubo algo en lo que Ovidio acertó es cuando decía que el amor hay que irlo a buscar. Al contrario de lo que la mayoría piensa, el amor no se halla por accidente, no ocurre al azar, sino que es necesario entregarse y afanarse por cultivarlo como se hace con cualquier arte o talento. Hoy en día las personas creen que el amor les va a invadir el alma como un rayo y habitará en ellos de manera perpetua, lo que les impide dedicarse a él como este lo requiere causando numerosas desilusiones.

Como dijo el psicólogo social y filósofo Erich Fromm en su ensayo homónimo El arte de amar: “El amor es una actividad, no un efecto pasivo; es un estar continuado, no un súbito arranque”.

A modo de conclusión, el amor es un sentimiento plenamente transparente, mediante el cual dos personas desligadas por completo pueden llegar a formar parte de un mismo ente. Para esto es necesario tanto conocerse como amarse a sí mismo y de esta forma lograr compenetrarse con el ser amado de manera tal que amando al otro a través de su amor propio, ambos existan como uno solo al mismo tiempo que existen por separado.

 

Aura – Carlos Fuentes (Ensayo)

La incertidumbre respecto a nuestro futuro es algo que todos los humanos tenemos en común, porque no somos dueños de nuestro destino y nada es del todo seguro, excepto la muerte. Esto nos hace preguntarnos, ¿cuál es entonces el sentido de la vida?, y nos aferramos o más bien decidimos creer en mil historias porque es impensable aceptar que cada vida tiene únicamente el sentido que su artífice le dé.

La mayoría se limita a tomar y dejar y manejan su vida lo mejor que puede, pero este no es el caso que Carlos Fuentes nos presenta en la obra, él nos muestra la realidad de esa minoría que no se conforma y va más allá, específicamente una mujer que rechazaba tanto la idea de la muerte que decidió desafiarla violentamente.

La aversión vehemente a lo desconocido

  • ¿Por qué se enamora Felipe de Aura?
  • ¿Son vivir y existir la misma cosa?
  • ¿Por qué le tememos a la muerte?
  • ¿Cómo lidiamos con este miedo?
  • ¿Era Consuelo devota al amor o a la vida?

Felipe se siente atraído por Aura desde el primer momento en que la ve y luego de ver la dinámica de su vida con su tía Consuelo, este se hace toda una historia en su cabeza y asume que Aura está siendo coaccionada por la anciana a vivir en esa cueva por siempre, ella no le dio razones para pensar eso pero la gente elige lo que quiere creer; y especular que Aura era una mujer indefensa a merced de su tía, influenciada por ella desde que tenía razón de ser, le daba un nuevo propósito a su vida.

Felipe logró enamorarse tan precipitadamente de Aura por la combinación de dos razones: Aura con sus dotes sobrenaturales lo hechizó de alguna forma, lo que le fue factible por la carencia de ideales y ansias presente en la realidad de Felipe.

El famoso poeta Edward Estlin Cummings, mejor conocido como E.E Cummings dijo que ´´no estar muerto no es lo mismo que estar vivo´´, nos plantea con esta frase que vivir no es simplemente existir y respirar, para vivir verdaderamente hay que abrazar la vida, sentirla, tomarla en nuestras manos y saber qué hacer con ella; luego de que Consuelo logró subsistir a través de Aura, tenía la certeza de prolongar su existencia pero esto no le garantizaba lo que quería de ella, lo que en su juventud no le bastó: amor. Esta era su forma de abrazar la vida, buscó a alguien cuya vida estaba tan desprovista de sentido como la de ella para juntos seguir la misma dirección.

Temerle a la muerte es totalmente comprensible, y no tanto a la muerte pero a lo desconocido. Cuando vamos a experimentar cosas nuevas, son nuevas únicamente para nosotros porque alguien ya ha pasado por eso y tenemos una vaga noción de los eventos que pueden ocurrir; pero en lo que se refiere a la muerte, es territorio totalmente impreciso para todos, y lo desconocido asusta.

A raíz de esto creamos métodos para ayudarnos a manejar el tema de la muerte, como lo son las religiones, brujerías, herejías o cualquier conjunto de creencias que aplaque en nosotros la inseguridad y desasosiego que lo desconocido representado  en este caso por la muerte puede causarnos. Usualmente, estas creencias plantean una alternativa al deceso y aunque mantenemos la postura de que cada célula de nuestro cuerpo está de acuerdo y afirma esa teoría, sabemos en el fondo que el porvenir es incierto; pero el momento en el que tratamos de estudiar y descomponer esta realidad, es el momento en el que nos desequilibramos espiritualmente dando paso a una crisis existencial que nos puede llevar radicalizar esa creencia, intentando  perpetuar la única pertenencia real del mortal pero la misma que con certeza está destinada a finiquitar.

Como era de esperarse de una persona tan romántica como creo serlo, mientras analizaba los motivos de Consuelo confundí su apego a la vida con un amor extraordinario hacia Llorente, no obstante, poniendo los pies sobre la tierra discerní que si esta hubiese actuado con el bien de su relación con Llorente en mente, hubiese cedido cuando este le pidió que se conformara con su amor incondicional. En cambio, esta mujer prefirió los despojos que una vida artificial era capaz de proveerle, con tal de seguir morando de algún modo el mundo.

Mary Shelley, la dramaturga británica reconocida sobre todo por ser autora de la novela gótica Frankenstein, dijo en la misma: “nada es tan doloroso para la mente humana como los cambios grandes y repentinos” y no hay cambio más grande o repentino que la muerte, pues por más que digamos estar preparados la muerte nos toma por sorpresa. Esta ha sido descomunalmente antagonizada con el curso del tiempo, mas como dijo la autora del realismo mágico Laura Esquivel: “morir es como nacer, solo un cambio” y qué fácil nos fue nacer.

Concluyendo, los mortales tenemos un temor que admitámoslo o no nos persigue y nos acecha, este es el miedo a lo desconocido que se ramifica en los demonios de la muerte y el cambio. Esta inquietud que compartimos es lo que nos hace humanos y nos vincula inconscientemente, y por ello es inquebrantable. Pero esto es parte de la vida, sencillamente hay que aprender a vivir con ella; una vez hacemos esto, nuestra existencia en la tierra se vuelve llevadera y tolerable, puede llegar a ser incluso complaciente… esto último va a depender de ti.

Ensayo entorno a la felicidad y la salud mental (la felicidad en una olla de sancocho)

Presentación

Priscilla Mejía Hernández 

No 19

4C

30/10/15

Filosofía

Profesor Salomón Bastardo

La clave de la felicidad y la salud mental.

En vano he tratado de manejar “el concepto” de felicidad, pues luego de mucho leer y tratar de convencerme de la validez de una u otra noción de esta expresión, inferí en que este ensayo se trataría exactamente de cómo cada persona tiene su propio concepto de felicidad y cada definición dentro de la realidad de cada uno es la buena y válida para ese individuo. Sabiendo esto, debería ser capaz de guiarme al menos por mi propio juicio, pero a decir verdad todavía no creo saber con el suficiente convencimiento dónde se encuentra la esencia de mi felicidad.

El otro día me reprochaba que tengo todo para ser feliz mas sin embargo no lo soy, y a medida que este pensamiento daba vueltas en mi cabeza llegué a la conclusión de que simplemente todavía no sé qué significa la felicidad para mi; me creía ingrata, sintiéndome culpable a causa de que me he pasado la vida adecuando mi felicidad a discernimientos ajenos. Este descubrimiento me llevó a preguntarme: ¿cómo estar segura de que soy feliz o no lo soy, si no sé en qué se basa y condiciona la felicidad para mí?  


La felicidad dentro de una olla de sancocho caliente en medio de un día lluvioso.  

  •  ¿SE RELACIONA LA FELICIDAD CON LA SALUD MENTAL? 
  •  ¿QUÉ ES LA FELICIDAD?  
  •  ¿DÓNDE SE ENCUENTRA?   

Tu concepto de felicidad no se forma de la noche a la mañana, y no es algo que necesariamente puedas expresar con palabras; tu concepto de felicidad se va a ir moldeando a medida que vayas creciendo como persona y experimentando cosas nuevas. Sin darte cuenta, algunas experiencias van a pasar a formar parte de ti y estas son las que van a definir tu felicidad y tus aspiraciones en la vida.  

Digo aspiraciones porque la mayoría ve la felicidad como una meta, y los que no la perciben como una la distinguen como muchas. Para aquellos que la felicidad no es un punto de llegada, cada momento es una oportunidad para pasar un rato feliz según sus parámetros; de manera que dentro de la desigualdad encuentran parentesco.

Hay quienes afirman que la felicidad y la salud mental están estrechamente ligados, y que la supresión de la primera influye fuertemente en la pérdida de la segunda; no dudo que en algunos casos lleven razón al argumentar así, pero no me atrevo a afirmar que sea aplicable para todos. Considero que hasta cierto punto, todo en la vida depende de quién y desde dónde se le vea. 

El famoso autor de ficción en literatura juvenil, John Green, dijo en su libro Abundancia de Katherines: “no recuerdas lo que pasó, lo que recuerdas se convierte en lo que pasó”, pienso que con esta frase el autor quiere decir que nuestra mente tergiversa los hechos pasados de manera tal que no recordamos las cosas como pasaron, sino como nosotros mismos nos queremos hacer creer. Así pasa con la felicidad, cuando alguien cree que su felicidad está en algo, aunque esto sea una confusión si la persona se lo cree dentro de su engaño será feliz. 

A fin de cuentas todo se resume a lo que las personas creen, pues aunque sea mentira lo que alguien cree se convierte en su verdad. En su libro Vanishing acts, Jodi Picoult dice:

“A veces nos encontramos caminando por la vida con una venda sobre los ojos y tratamos de negar que fuimos nosotros mismos quienes firmemente le hicimos el nudo”; no podría estar más conforme, pues la mayoría influencia su interpretación de las cosas de acuerdo a sus deseos y viven ya sea voluntariamente o involuntariamente engañados, pero felices y satisfechos. Sencillamente en cuantiosas ocasiones el poeta italiano Giocomo Leopardi tiene razón al decir que “la felicidad está en la ignorancia de la verdad”, al contrario de Korsybsky que dentro de sus reglas esenciales para alcanzar la felicidad cita que no hay que eludir las dificultades y debe haber un equilibrio entre la fantasía y la realidad.

Que ambos se contradigan no quiere decir que uno tiene menos razón que el otro, solo que la primera teoría se ajusta a la perspectiva de algunos y la segunda al punto de vista de otros, pero las dos son igualmente ciertas. Y es de esto precisamente de lo que se trata la filosofía, tu verdad no excluye la mía y vice-versa, tu verdad es cierta en tu universo y la mía es igualmente acertada en el mío.  

Si tuviese que escoger una definición por la cual encaminar mis acciones y hacia la cual orientar mis metas, sería la del célebre pensador y activista hindú Mahatma Gandhi: “Felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía”, esto implica seguir nuestras convicciones y vivir de acuerdo a nuestros principios. Especulo que cuando descubra mi verdadera vocación, si logro practicarla por el resto de mi vida entonces mi vida estará lo más cercano a la felicidad que alguna vez pueda alcanzar. 

Antes de redactar este ensayo les pregunté a varios miembros de mi familia cual era el concepto de felicidad para ellos, y comprobé que cada uno ve la felicidad de manera diferente, con algunas similitudes pero con múltiples distinciones dentro de las mismas. Me llamó la atención particularmente la respuesta de mi primo: “Llegar a tu casa bajo un aguacero después de un largo día de trabajo y que te espere en la mesa una buena olla de sancocho caliente, acompañado por un plato de concón y un aguacate maduro… No hay mayor felicidad.” 

Aunque ese está lejos de ser el modo en que yo veo la felicidad, porque conozco a mi primo puedo entender por qué es el suyo. Y es que hasta que no hayas vivido lo que él, no vas a percibir las cosas exactamente como él; esto nunca va a pasar, porque no eres él. Sólo él sabe las cosas que lo hacen feliz, sólo él sabe las cosas que son ciertas y válidas dentro de su universo y sólo él tiene derecho a juzgarlas.  

En conclusión, tu felicidad está donde tú lo decidas y por más que muchos aspiren a recoger su definición y encerrarla en un cubo, esta es escurridiza y se les escapa por entre los dedos, cada quién define la felicidad de acuerdo a sus experiencias y pasiones. Cada concepto es igualmente válido dentro del universo de la persona a quien pertenece; la felicidad está donde su artífice y la formación de este así lo dispongan, incluso en una olla llena de sancocho. 

La casa de los espíritus – Isabel Allende 

La novela “La casa de los espíritus” cuenta la historia de tres generaciones de la familia Trueba. De sus integrantes, cada uno era infinita pero no enteramente diferente del otro, pues tenían en común un rasgo que predominó en la mayoría: fueron en algún momento dado, martirizados por cual fuere su naturaleza.Sin importar su condición, ya fuese tanto cruel, violento o cobarde como bondadoso, dócil o valiente, sus carácteres fueron tan agitadores e intensos que terminaron por hacerlos caer en desgracia y múltiples veces quedarse en ella por el resto de sus existencias.

Los Trueba, víctimas de su propia índole.

→ ¿Son el altruismo y la filantropía realmente cualidades favorables?

→ ¿Cuáles fueron las repercusiones que implicó el comportamiento de Esteban a lo largo de su vida?

→ ¿Cuál fue el fruto del amor destinado a ser? ¿Qué personaje rompió la cadena que Esteban Trueba inició?

Jaime fue un personaje altruista y filántropo en todo el sentido de la palabra, pues todo lo quería para los más débiles y no sentía ni un ápice de amor propio. Su identidad le impedía mantener una buena relación con su hermano Nicolás, ya que Jaime no concebía como alguien podía andar por la vida tan despreocupado y despilfarrador, habiendo gente en el mundo sufriendo carencias que el fácilmente hubiese podido cubrir. También tenía desavenencias con su padre porque este veía la sociedad de modo muy diferente, para él los débiles eran vagos e indolentes y en efecto nunca podrían merecer lo mismo que él.

Jaime, de acuerdo a su vocación estudiaba medicina, dedicando su vida a servir a otros; Nicolás se aprovechó de esto e hizo que su primer acto como doctor fuese aniquilar una vida inocente, en lugar de salvar una, pidiéndole que exterminara el fruto del vientre de la mujer que amaba. Jaime jamás cambió, nunca actuaba si esto no implicaba un bien para algún desafortunado y en consecuencia su desenlace fue infausto y absurdo. Fue martirizado y exterminado en medio de una guerra en la que siempre se mantuvo al margen. Aunque de haber visto en lo que se convirtió el país posteriormente al golpe de Estado y su muerte, hubiese muerto de impotencia y desilusión.

Esteban Trueba aunque fue un elemento cruel, violento, agresivo y déspota en sumo grado, amó profundamente a tres mujeres en su vida; su primer amor, Rosa; su esposa, Clara; y su nieta, Alba. De Rosa se enamoró a primera vista y antes de convertirse en la persona que estaba destinada a ser. Se afanó todo el tiempo que estuvo con Clara por lograr que esta lo amara, pero a pesar de sus esfuerzos su esposa tenía una esencia demasiado pura como para sentir amor por un ente tan abominable y aborrecible como lo fue Esteban Trueba. Alba fue la única que lo amó incondicionalmente, cosa realmente admirable porque amar a los malos, amar a ese que representa todo lo que no eres y amarlo fielmente, sin restricciones y hasta el fin, esa es la verdadera hazaña.

Esteban fue dejando toda una sucesión de calamidades a su paso que cuando por fin lo alcanzaron, no tuvieron consecuencias solo en su vida, sino en la de todo aquel que lo rodeaba. A pesar de que la única que admitió amarlo fue Alba, sospecho que todos sus hijos lo amaron porque no podían evitarlo; pero ellos siempre lo trataron con una fría indiferencia, es por eso que su existencia fue lamentable. La soledad fue su más fiel compañera y nadie más que él tenía la culpa de este hecho. A su muerte, Trueba deja el país en manos de un sanguinario que llegó al poder inspirado por un sólido odio y deseo de venganza hacia él y los suyos, aparte de que marginó a la mayor parte de la población que era indigente.

Clara fue sin dudas el personaje más peculiar, incorpóreo y privilegiado, en constante e íntima comunicación con el más allá. Cuando Esteban Trueba fue a pedirle matrimonio, esta se le adelantó aceptándolo, porque ya se lo esperaba, y no lo aceptó por amor o conveniencia sino por una sencilla razón… destino. Clara fue el ente más espiritual de la familia y cada uno de sus hijos heredó una de sus muchas cualidades; Blanca es en quien es palpable el amor y la pasión que Clara nunca desarrolló enteramente por no amar a un hombre como lo hace una mujer, aunque el amor de Blanca nunca fue tan fuerte como el miedo que le incitaba su padre. Nicolás obtuvo la heterogeneidad y multiplicidad de su madre a un nivel que no logró dedicarse nunca exclusivamente a un solo campo. A Jaime le tocó la solidaridad y este la exteriorizaba en su máxima expresión.

Concluyendo, de nada sirve el altruismo sin un poco de amor propio, de nada sirve el amor más leal si va acompañado de tanta violencia y crueldad. De nada sirven tantos talentos si no se tiene la capacidad de dedicarle consistencia al menos a uno. De nada sirve tanto amor si no se está dispuesta a luchar por él. Es ahí donde está la perdición de los Trueba… Hasta Alba. Porque Alba de cada cualidad tenía la mejor parte y en consecuencia, con resiliencia supo sobreponerse a los horrores que el destino le deparó. Alba, que dentro de su propio dolor y sufrimiento también encontraba espacio en su corazón para sufrir por los demás y sentir compasión.

Ensayo “La dama de las camelias” 

Colegio Arroyo HondoPriscilla Mejía Hernández

#19

3oC

Prof. Salomón Bastardo

Ensayo “La Dama de las Camelias”-Alexandre Dumas

27 de Abril del 2015

Cualquiera puede tener sentimientos de avaricia o egoísmo, y no ser una persona perversa, como también podemos tener sentimientos de bondad o solidaridad y no ser personas honradas, porque unos pocos rasgos no definen nuestra identidad.

En la obra “La dama de las camelias”, Marguerite, quien por ser una cortesana se asume que es de sentimientos fríos e intenciones avariciosas, muere como una persona altruista gracias a que antepuso el bienestar de su amado ante el suyo propio; mientras que este, a quien aparentemente no le importó sacrificar su reputación y su vida en sociedad por el amor que le predicaba, cuando le hicieron pensar que ella sentía que él no era suficiente para ella, este le hizo un daño inmensurable y la hizo sentir como una lacra.

El fruto del amor entre un joven honrado y una cortesana codiciosa

 ¿Cómo obró el amor en la conducta e identidad de Marguerite?

 ¿Cómo obró el amor en la conducta e identidad de Armand?

 ¿Cómo se manifiesta el amor?

Inicialmente se nos presenta a Marguerite como una mujer codiciosa, ya que no ejerce su oficio por necesidad sino porque requiere de lujos y excesos que de otra manera no podría mantener. Armand, desde el momento en que la vio, sintió una conexión que todos le aconsejaban ignorar y que él sabía que debía hacerlo, pero decidió seguir ese instinto que lo atraía hacia ella como animal en celo.

Increíblemente pronto se enamoró de ella, y esta, aunque evidentemente sentía algo especial y diferente por él, le dejó claro que no debía hacerse ilusiones con ella porque ambos sabían lo que conllevaba su forma de ganarse la vida. No obstante, Marguerite terminó sintiendo por Armand un amor sin inhibiciones, tanto así, que abandonó sus costumbres excesivas y sus muchos lujos porque una vida tranquila al lado de su amado eran más que suficientes.

Incluso cuando el padre de Armand le pide razonablemente que se aleje de su hijo por su bien y el de su familia, ella prioriza su destino y se aleja, haciéndole creer que él no es suficiente para ella para asegurarse de que él no intentaría arreglar las cosas con ellas y al mismo tiempo quebrando su corazón pero purificando su espíritu que anteriormente había sido corrompido por los placeres mundanos.  

Armand, que fue quien desde siempre le pregonaba su amor y quien la persuadía cuando su voluntad flaqueaba, al sentirse herido y traicionado por Marguerite, sin pensarlo dos veces siguió sus instintos que a causa de los celos le imploraban venganza, y prosiguió a hacer todo lo que estuvo en su poder para hacerla sentir como menos que nada. Marguerite se sometía a sus desplantes porque el sentimiento de avaricia que antes predominaba en ella, había sido sustituido por uno de abnegación y esto le daba la fuerza que necesitaba para rechazar a Armand.

Cuando Marguerite dejó a Armand lo hizo haciéndole creer que estaba con un hombre por su necesidad de exuberancias, ya que si le decía la verdad, que lo hacía porque lo amaba demasiado como para ser la mujer que le perjudicara el futuro, sabía que él no la dejaría alejarse. Lo que no se imagino es que su amor fuese tan tornadizo, que después de tanto predicarle la magnitud perenne de sus sentimientos, el encontraría el brío en su corazón para hacerle tanto daño.

Pero esta hasta el fin de sus días le daba gracias, porque ese amor que albergaba fue como una depuración para su alma y espíritu, y aunque vivió como una persona vanidosa, superficial y codiciosa, murió como una santa. Cuando Armand se enteró de sus verdaderas intenciones, y de que esta le perdonaba todos los horrores, ya era muy tarde para ambos.

En definitiva, el amor revoluciona a las personas, para bien o para mal. O tal vez el amor nos revela quien realmente somos. Armand, al principio un hombre honrado, terminó por mostrarnos su naturaleza egoísta, vengativa e impulsiva. Mientras que Marguerite, quien parecía ser superficial y avariciosa se transformó en una persona altruista y sobre todo abnegada.

Ensayo de “Baní o Engracia y Antoñita”

05/03/15

Santo Domingo, D.N

Aunque el mundo no es blanco y negro, en este hay toda clase de contradicciones y hay veces que uno simplemente no puede permanecer en tonos grises. Hay veces, situaciones en que te pone la vida, en las que hay que escoger: blanco o negro, bueno o malo, moral o inmoral. En esta obra, los personajes se ven involucrados en situaciones de esa naturaleza más veces de las que puedo contar. Unos actúan siempre con su honor en alto, con su dignidad y moral intactas. Otros, en cambio, actúan siempre de manera engañosa y desleal.

Estos segundos proceden de forma corrupta, usualmente por un motivo ambicioso y egoísta. Algunos quizás lo hagan porque tienen tan poco, y tanto miedo de que se les agote, que son capaces de lo que sea por aumentar su inventario; mientras que el primer grupo, los leales, los fieles, siempre se cuidan de que cuando ya aparentemente no les quede nada, realmente tengan su orgullo, su fidelidad, que valoran como el más preciado de los tesoros.

La lealtad de los fieles ante las tentaciones indignas

¿Cuál es la reacción del hombre honrado en situaciones que podrían comprometer su dignidad como persona?

Para Don Postumio, el líder de Bani, este parecía ser un pueblo leal, aislado de las mezquindades del resto del país. Don Postumio era un ejemplo a seguir para los habitantes de su pueblo, admirado por muchos, odiado por otros, como cualquier líder que se da a respetar. Él tenía fe en que cuando llegara el día en el que a los banilejos les tocara elegir, en manos de quien poner el futuro de su adorado pueblo, ellos tomarían la decisión correcta, el buen camino, la opción más digna; por eso le dolió más que a nadie el desengaño, la traición de sus compatriotas.

Engracia era una mujer humilde y sencilla, pero tenía una grandeza moral y una pureza de sentimientos, además de la tendencia de ver buenas cualidades en los demás, que la perjudicaron más de una vez y que la llevaron a un desenlace triste e inferior al que ella se merecía. Esta abrió su corazón a un hombre que posiblemente jugó con ella desde la primera vez que se hablaron, pero ella nunca vio sus verdaderas intenciones, gracias a una combinación entre un muy buen teatro por parte de él y una ingenuidad de la que solo un alma inocente y cándida como la de ella pueden hacer alarde. Era tanta su bondad, que con solo saber que el amor que tan feliz la hacia ella, era el causante de una profunda pena en el corazón de la ex novia de su amado, se sentía desgraciada y se atormentaba; no por compasión o lastima, sino por envidia de que alguien pudiera amar a su amado con esa magnitud, de que ese amor sobreviva incluso después de no ser correspondido.

Antoñita valoraba más que nada en el mundo, su amistad con Engracia. Lo que compartían era un vínculo tan fuerte, que se creían hermanas. Hasta que un obstáculo entorpeció su relación a un punto que nunca volvió a ser la misma. Uno de esos sucesos desafortunados que no podemos controlar y que con frecuencia atribuimos a Dios o a la suerte; se enamoró de Enrique, el novio de su más íntima amiga y confidente. Ella se manejó lo mejor que pudo para no ceder a sus instintos de mujer enamorada mientras trataba de mantener a flote su relación con Engracia, aunque por dentro sentía un dolor y una frustración inmensurables, pues en esta ocasión no podía contar si quiera con el gran alivio que significaba expresarse sin inhibiciones con Engracia.

Cabe añadir, que al mismo tiempo que Enrique inspiraba intensos sentimientos de amor no retribuido en Antoñita, esta de igual manera pero tal vez con aun más entusiasmo, inspiraba sentimientos de amor en el corazón de Don Postumio, quien era su mentor y pudo mantener siempre sus intenciones en secreto. Hasta que en su ser se encendió una llamita de esperanza erróneamente motivada, y trató de revelar los afectos que lo afligían a su amada, pero ella lo rechazó violentamente sin si quiera darse cuenta de la magnitud de sus acciones, y sin saber el dolor que le causaba al hombre que más admiraba.

Don Antonio fue un gran amigo de Don Postumio, y como él, se mantuvo siempre firme en sus ideales. Desgraciadamente, este no corrió con la misma suerte de Don Postumio y fue asesinado por sus enemigos en una emboscada, no antes de confiarle a Engracia lo único que le quedaba, su último y más preciado patrimonio. De tan honorable carácter era Engracia que él no tuvo duda alguna de que estaba dejando el futuro de su familia en las mejores manos. Ella estuvo atormentada todo el tiempo que no pudo cumplir la misión que pesaba sobre sus hombros, y no estuvo tentada una sola vez de hacer lo que no debía, aunque razones no le faltaron.

Definitivamente, podemos deducir que cuando una persona de espíritu noble y sensible, y carácter firme y honorable, es sometida a la putrefacción de las injusticias, de la corrupción, y de la cobardía, esta puede transformarse para bien o para mal, aun sin traicionar sus ideales y metas. Se puede apreciar un cambio positivo en el caso de Don Postumio, quien después de todas las traiciones y rechazos de los que fue víctima, resurgió más fuerte y con sus aspiraciones restituidas, dispuesto a seguir luchando por su causa y llevar a cabo eso que nunca logró. Como también, puede darse el caso de Engracia y Antoñita, quienes probaron ser criaturas demasiado delicadas para la aspereza de la sociedad que las rodeaba. Aunque trataron de sobrevivir las traiciones y desengaños, a ambas se le marchitó el espíritu y terminaron por desvanecerse en la muchedumbre.